Jesús no nos dejó huérfanos

Los discípulos estaban aferrados a Jesús y dependían totalmente de Él, sus esperanzas, temores, confianza, todo estaba depositado en Jesús. Pero el Maestro, ya en el capítulo 14 de Juan comienza hablándoles de que llegaría ese momento en el que se tendría que ir.

¿Se imagina usted lo decepcionante que sería que la persona en la que usted ha depositado todo lo que es de repente diga que se va? La diferencia y la clave en esta historia es que Jesús les había dicho “el Consolador estará con ustedes todos los días”. Jesús les estaba haciendo una enorme promesa de que aunque Él se vaya, ellos no iban a estar solos “jamás”.

¿Sabías que no estamos solos? Puede que a veces los momentos duros por los que pasamos nos hagan creer tal mentira, pero lo cierto es que no estamos solos, sino que tenemos un Consolador:

15 Si me amáis, guardad mis mandamientos.

16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:

17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.

Juan 14:15-18

Oh amados hermanos, ¡no estamos solos!. Jesús nos ha enviado al Espíritu Santo, no para que esté con nosotros un mes, una semana o unas horas, sino que estará con nosotros “para siempre” y esto es glorioso, porque sabemos que nuestras pruebas, dificultades, bajas, altas, debilidades y todo lo que humanamente pensamos que no podemos vencer, contamos con un ser que va más allá de nuestra capacidad y que nos ayuda a vencer cualquier circunstancia.

Y en última instancia, Jesús dijo que volvería, ¿cuán presente lo tenemos? A veces estamos tan entretenidos en las cosas terrenales que se nos olvida la gran promesa de que un día el Hijo del hombre vendrá sobre las nubes por su santa iglesia. ¿Lo crees?.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

3 comments on “Jesús no nos dejó huérfanos

  1. Buen día!
    Que bonito mensaje!
    Es muy co cortante el saber y estar conscientes de que nom estamos solos. Jesus cumplió otra de sus promesas al decir que enviaría a un consolador y que esté estaría con nosotros todo el tiempo.
    Este consolador es el Espíritu Santo y nos acompaña, nos guía, consuela y algo importante nos ayuda a discernir entre el bien y el mal. Que gran bendición.
    Este es otro regalo que nuestro Señor nos envió y no lo podemos rechazar ya que si lo hacemos estaremos rechazando a nuestro Señor y Salvador nuestro.
    Feliz día!
    Dios les cuide y bendiga.
    06-23-2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *