El pueblo de Israel fue elegido por Dios entre todas las naciones, pero esto no lo hacía un pueblo sin errores. Cuando leemos su historia nos damos cuenta que se desviaron del camino en muchas ocasiones, yéndose tras los ídolos, y por eso vamos a ver una lucha constante de los profetas hablándoles que se vuelvan a Dios.

Ezequiel en su libro describe al pueblo de Israel como un pueblo duro de corazón: “Yo, pues, te envío a hijos de duro rostro y de empedernido corazón; y les dirás: Así ha dicho Jehová el Señor”. (Ezequiel 2:4). Este pueblo vivía cayendo y cayendo, pero Dios siempre les instaba a volver, a través de los profetas y jueces.

Dios hizo milagros, prodigios y señales para ellos que solamente el leerlas nos causa una gran impresión, y nos preguntamos: ¿Aún así eran tan duros? Y no se queda ahí, Jesús por otro lado también hizo milagros que nunca habían sido vistos y aún así este pueblo le crucificó. ¿Te das cuenta hasta dónde ha llegado el corazón duro del pueblo de Israel?

Y claro, Dios no quiere que nosotros seamos tan duros como ellos, y es por eso que nos da la siguiente advertencia:

Por eso, como dice el Espíritu Santo:«Si ustedes oyen hoy su voz, no endurezcan el corazón como sucedió en la rebelión, en aquel día de prueba en el desierto. Allí sus antepasados me tentaron y me pusieron a prueba, a pesar de haber visto mis obras cuarenta años. Por eso me enojé con aquella generación, y dije: “Siempre se descarría su corazón, y no han reconocido mis caminos”. Así que, en mi enojo, hice este juramento: “Jamás entrarán en mi reposo”». (Hebreos 3:7-11) 

Hoy tenemos la poderosa Palabra de Dios, la cual nos da instrucciones de cómo vivir la vida cristiana. La Biblia es la  voz de Dios para nosotros, y no debemos pasar por alto lo que está allí escrito. Hay muchas cristianos que hasta les parece aburrido leer la Biblia, sin embargo, ¿cómo podemos conocer a Dios si no es a través de su Palabra? ¿Qué podría pasar con nosotros si nos hacemos los sordos o los ciegos ante lo ahí escrito?

Tenemos la historia del pueblo de Israel, y tenemos que aprender de ellos, de sus errores, de sus virtudes. Y esto es una forma de no cometer sus mismos errores y también de copiar sus grandes virtudes. Prestemos atención a la voz divina de Dios a través de su Palabra, no la pasemos por alto. La Biblia nos puede ser útil para todo, nos aconseja, nos exhorta, nos redarguye y nos reprende. En la Biblia podemos encontrar el mejor de todos los consejos existentes.

De manera que, no nos gamos los sordos ante este gran libro, no seamos como el pueblo de Israel. Entreguemos todos nuestros sentidos al servicio del evangelio y les aseguro que Dios estará con nosotros.

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

This article has 27 Comments

  1. Si buena enseñanza ,tenemos que escudriñar la palabra de Dios y ser hacedores y no solo oidores , pues aveces solo habrimos la Biblia durante el sermón, pero hay que leer diariamente escudriñando no solo leyendo.Dios les bendiga a todos

  2. Como lo expresa el artículo, la palabra de Dios (la Biblia) nos aconseja, exhorta, redarguye, nos reprende. Es la palabra en donde nos acercamos a Dios y aprendemos. Hoy día podemos llevarla la palabra y leerla en cualquier momento a través del celular, internet y otros medios electrónicos. Les exhorto a sacar un tiempo para aprender de Dios leyendo la Biblia. Feliz domingo. Bendiciones.

  3. Buen Dia!
    Lámpara es a mis, tu palabra y lumprera a mi camino! Bello versículo!
    Ayúdanos a seguir tu Santa Palanra Señor tal y cómo está escrita, sin cambios ni alteraciones que se acomoden en nuestra vida sino a tus deseos.
    Feliz Día! Dios nos bendiga.

  4. Gracias por tu amor inmenso nuestro Dios, te amo padre, te pido por mi hija que la ames, ella te ama gloria a ti y tu hijo jesus bendicenos amen

  5. Sigamos juntos adelante”puestos los ojos en Jesús el autor y consumador de la Fe”
    Y seamos fieles hasta la muerte que él nos dará la corona de vida Amén…
    Bendiciones…

  6. Gacias papa’Dios, que no’s has dejado tu palabra, para alimentar nuestro espiritu. De poder seguirte y aplicarla en nuestra vida diaria.un millon de bendiciones, por la enseñanza revelada.

  7. Gracias Dios mio por ser tan maravilloso y misericordioso. Por darme la oportunidad de salvar mi alma. Tu fe es infinita y mi confianza en Ti será para siempre. Yo confio en Ti.
    Oro por la salvación de mi esposa , mis hijos, mi nieta y mi madre y toda mi familia. Oro también por los duros de corazón para que crean en Dios misericordioso. Amén.

  8. Gracias padre por hoy alimentarnos de tu palabra, por tus consejos señor. Gracias por todo lo que nos da en el dia a dia. Gracias por tanto y por tu perdon. Te amo. Bendito eres señor.

  9. Amén padre celestial gracias por tu palabra te amo mi Rey todo poderoso. Bendice a mi familia y a mi en esta nueva semana que todo sea tu voluntad.

  10. Gracias SEÑOR JESÚS por su infinito amor y bendiciones, mi corazón nunca se cansará de alabar y glorificar su santo nombre. Te amo señor Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *