Desculpe-nos, mas este texto está apenas disponível em Espanhol Europeu. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Desculpe-nos, mas este texto está apenas disponível em Espanhol Europeu. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

El ser humano está lleno de limitaciones, no podemos alcanzar todo lo que queremos, incluso, nuestra propia vida está limitada a un día morir. Nuestros pensamientos son tan limitados que muchas veces no podemos entender las cosas de Dios, en fin, muchísimas cosas son imposibles para nosotros, pero la buena noticia es, que a pesar de nosotros tener tantas limitaciones e imperfecciones, podemos reposar sobre un Dios perfecto para el cual no existe nada imposible.

Por supuesto, cuando decimos que para Dios no hay nada imposible esto queda demostrado cuando leemos la Biblia, nos damos cuenta de todos los milagros y grandes maravillas que Dios ha hecho a través de todos los tiempos, y no podemos dejar de mencionar la maravilla más grande que Dios ha hecho en nosotros, la cual es la transformación de nuestros corazones.

La Biblia nos narra una historia bien conocida por nosotros, la del joven rico,  y es ahí donde Jesús dice que es difícil que un rico entre al reino de los cielos, entonces sus discípulos se quedan impresionados y pronuncian las siguientes palabras:

26 Y los que oyeron esto dijeron: ¿Quién, pues, podrá ser salvo?

27 Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.

Lucas 18:26-27

En el versículo 27 encontramos el centro de este artículo: “Para Dios no existe nada imposible”. Es bueno que comprendamos esto agarrados de la voluntad de nuestro Creador. Para Dios no existe nada imposible, ya que Él es Creador de todo, no hay cosa difícil que Dios no pueda hacer, no hay obstáculos que Dios no pueda vencer, no hay fortalezas que Dios no pueda destruir.

Querido hermano y amigo, nuestro Dios es fortaleza en el día de la angustia, es refugio en la más cruel tempestad, es la fuerte roca indestructible, la Biblia dice que Él es el fuerte de Israel, el poderoso de Jacob, la vid verdadera,  la rosa de Sarón, la roca que dio de beber en el desierto a los israelitas, el maná que descendió del cielo, columna de fuego y columna de nubes, la luz de este mundo, el agua que salta para vida eterna, la figura más impresionante que ha cruzado por este mundo, el fiel consejero, Dios omnipotente. Y te aseguro que en este simple párrafo no puedo describir todo el poderío de Dios, incluso, me tomaría eternidad de eternidades y aun así no podría describir su inmensa bondad y poder. ¡Gloria a Dios!

Posted in

This article has 3 Comments

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *