Desculpe-nos, mas este texto está apenas disponível em Espanhol Europeu. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Desculpe-nos, mas este texto está apenas disponível em Espanhol Europeu. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Contar las maravillas de Dios es como poner la mirada frente al cielo y pretender contar las estrellas. ¿Te imaginas cuantas estrellas deben haber en el universo? Es una cantidad inmensa, que ningún humano puede contar y de la misma manera solo podemos decir fragmentos de las maravillas que hace Dios, porque así como las estrellas son incontables las maravillas de Dios también.

Dios es el más grande, más grande que cualquier ser existente o que haya existido, es incomparable en poder, Él es quien controla todas las cosas y todo lo que respira, todo lo que se mueve existe porque Él existe. ¿Sabes qué quiere decir esto? Esto quiere decir que el vaso de agua que te tomaste esta mañana te lo pudiste tomar porque Dios es grande.

El profeta Isaias también les habló de la grandeza de Dios al pueblo de Israel, diciendo:

12 ¿Quién midió las aguas con el hueco de su mano y los cielos con su palmo, con tres dedos juntó el polvo de la tierra, y pesó los montes con balanza y con pesas los collados?

13 ¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová, o le aconsejó enseñándole?

14 ¿A quién pidió consejo para ser avisado? ¿Quién le enseñó el camino del juicio, o le enseñó ciencia, o le mostró la senda de la prudencia?

15 He aquí que las naciones le son como la gota de agua que cae del cubo, y como menudo polvo en las balanzas le son estimadas; he aquí que hace desaparecer las islas como polvo.

Isaías 40:12-15

Este texto nos da detalle de lo poderoso que es nuestro Dios. Dios no es frágil como nosotros, su poder no es limitado, Él no depende del tiempo y del espacio, el universo no es grande comparado con Él, ¿acaso hay algo difícil o imposible para Dios? Te explico un poco sobre quién es Dios:

Así dice el SEÑOR: El cielo es mi trono y la tierra el estrado de mis pies. ¿Dónde, pues, está la casa que podríais edificarme? ¿Dónde está el lugar de mi reposo?

Isaías 66:1

¡Dios es muy poderoso! Y esto no es un cuento de Marvel, tampoco se trata de los X-Men, ¡No amigo mio! Nuestro Dios es Real y su poder supera todas las potencias de la tierra. Ese es el Dios al que servimos, y su poder es ilimitado, nadie le puede enseñar, nadie es lo suficientemente sabio como para decirle a Dios qué hacer.

Este artículo es una buena partida para saber quién es Dios, lo que él puede hacer y cómo aquellas cosas imposibles para nosotros son posibles para Él.

Posted in

This article has 1 Comment

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *