Desculpe-nos, mas este texto está apenas disponível em Espanhol Europeu. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Pedro, discípulo de Jesús, siempre estaba preparado para hacerle preguntas al Señor, pero lo que Pedro no sabía era que satanás lo zarandeaba para hacerle caer, y Jesús conociendo la fe de este hombre le dijo: Pedro, mira que cuando caigas y te levantes ve y ayuda a tus hermanos. Es claro que el Señor conocía la fe de este hombre.

 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo,

como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;

1 Pedro 5:8

Es claro lo que Pedro estaba diciendo de este adversario que es satanás, él anda persiguiendo a las ovejas como un león, pero recordemos que no es un león para hacerle pecar y ponerle en contra de Dios, en este caso Pedro habló de eso, y fue porque él vio con sus propios ojos lo que le había pasado.

Es importante que no ignoremos las maquinaciones del enemigo, porque él es astuto y siempre está buscando la forma de cómo hacernos pecar en contra Dios, satanás tiene muchas formas para que nosotros nos alejemos de los caminos de Dios.

Nos ofrece cantidades de cosas que son muy llamativas pero que son pasajeras, por eso Pedro nos insta constantemente a que estemos siempre en plena comunión para cuando vengan estas tentaciones estemos preparados.

al cual resistid firmes en la fe,

sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.

1 Pedro 5:9

Debemos pedirle cada día a Dios, que fortalezca nuestra fe y nos de fuerzas para seguir hacia adelante, recuerden que si nuestra fe está firme en el Señor podremos tener confianza que el enemigo vendrá y no podrá derribarnos ni destruirnos porque el Señor será nuestro escudo fuerte.

Por esta experiencia de Pedro es que él nos insta a que estemos sumergidos en la Palabra de Dios, porque ellas nos enseñan quién es el enemigo y como él nos puede atacar.

Ahora bien, si nosotros estamos siempre atentos a todo lo que nos dice la Palabra, no nos tomaremos de sorpresa cuando el enemigo venga a atacarnos, y esto es porque nos preparamos en las Escrituras primeramente y porque le pedimos al Señor que nos ayude y nos fortalezca.

Es importante que, si no estás siendo sobrio y atento a las asechanzas del enemigo, entonces empieces a hacerlo para que cuando satanás venga a tentarte te pongas atento y no caigas, sino que te mantengas firme en el Señor.

Posted in

This article has 3 Comments

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *