Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.