¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?

El título de este artículo nos da una gran enseñanza acerca de la fe en el Señor. A veces nos preguntamos “¿por qué no recibo un milagro? ¿por qué no tengo lo que le he pedido al Señor?”. Bueno, esté bien claro que para que eso suceda tienes que creer y tener fe en que la obra en el Señor es real.

La Biblia nos enseña y nos relata que varios personas de las que fueron llamadas por Dios, como los discípulos, Moisés, Josué, David, Daniel entre otros, tuvieron que creer fielmente en la fe en el Señor, depositando así todo mientras ellos vivieran.

La Biblia nos habla de un suceso que pasó en los tiempos pasados, esto lo podemos encontrar en Juan 11:40:

Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?

Juan 11:40

Lo dicho en ese versículo es una respuesta de Jesús para Marta, hermana de Lázaro, el cual había muerto. Ésta, al ver que Jesús  mandó a quitar la pierda de la tumba de Lázaro dijo: “Señor, hiede ya, porque es de cuatro días”.

Recordemos que Jesús estaba lejos cuando Lázaro enfermó y murió, cuando el Maestro recibió la noticia, Él dijo que Lázaro estaba durmiendo y Él iba a despertarlo.

Es muy claro que Jesús podía hacer este milagro sin la fe de Marta y María, hermanas de Lázaro, pero podemos ver que el Maestro les dice esto para que puedan creer, para que aprendan a tener fe porque de esta forma verían la gloria de Dios.

Luego que quitaron la piedra del sepulcro, Jesús llamó a Lázaro y éste fue resucitado, algo que para los demás parecía imposible. De manera que, creamos en Dios que lo imposible es posible para Él, y que Él puede obrar milagros a nuestro favor. Creamos y así veremos la gloria de Dios.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *