Tenemos un enemigo que nos ataca de diferentes formas, y es por esto que debemos cuidarnos de nuestro adversario, satanás, que siempre está buscando la forma de hacer que le fallemos a Dios.

Huid de la fornicación.

Cualquier otro pecado que el hombre cometa,

está fuera del cuerpo; mas el que fornica,

contra su propio cuerpo peca.

1 Corintios 6:18

Cuando huimos de la tentación y nos mantenemos siendo fieles a Dios, el Señor hará como dice en su Palabra: “si en lo poco me fuiste fiel, en lo mucho te pondré”.

En nuestras oraciones debemos pedirle al Señor que nos libre y nos fortalezca, porque estamos viviendo tiempos muy difíciles en los que debemos estar siempre atentos a los dardos del maligno.

Unas de las estrategias que utiliza el enemigo para hacernos caer, es hacernos pecar contra nuestro propio cuerpo, cosa que no es agradable ante los ojos de Dios, para que nos apartemos de los caminos de Dios.

 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo,

el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?

1 Corintios 6:19

Como hemos leído en el texto bíblico anterior, no debemos ignorar que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo. Si cometemos pecado con nuestro propio cuerpo, el espíritu se entristece.

Porque habéis sido comprados por precio;

glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu,

los cuales son de Dios.

1 Corintios 6:20

Debemos glorificar a Dios tanto en nuestro espíritu como en nuestro cuerpo. Por esta razón debemos guardarnos y pedirle al Señor que nos ayude y nos cuide de todos los obstáculos que el enemigo pone para que caigamos y pequemos.

This article has 12 Comments

  1. Abbá, Señor mío te doy las gracias porque en tu Palabra siempre me dedicas una atención de la qual no soy merecedor, más que sin ella, sin vuestro Amor no podría vivir. Te doy las gracias Señor Padre mío por Jesucristo mi Salvador nuestro Señor Vivo.
    Amén Jesús

  2. Vivo para adorarte o mi gran Dios Jehová de los ejércitos, gracias Jesús por tu amor y tu misericordia para conmigo, bendito eres Espíritu Santo de Dios.

  3. Ahora me doy cuenta que el poder del Espiritu Santo es grandioso lo siento y no quiero que se aparte de mi…hermanos buscar tocar y pedir ya Dios obrara…Dios los bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *