La juventud es una gran etapa de la vida, sin embargo, debemos aprovecharla de tal manera, que cuando lleguemos a la vejez podamos estar contentos con lo que hicimos durante ese período. La juventud es como la zapata de una casa, si tienes una buena zapata entonces años más adelante tu casa se mantendrá en buenas condiciones, y exactamente así es la vida, si aprovechas tu juventud, cuando entre en edad podrás estar contento con todo lo que hiciste.

El escritor de Eclesiastés dijo:

1 Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento;

2 antes que se oscurezca el sol, y la luz, y la luna y las estrellas, y vuelvan las nubes tras la lluvia;

3 cuando temblarán los guardas de la casa, y se encorvarán los hombres fuertes, y cesarán las muelas porque han disminuido, y se oscurecerán los que miran por las ventanas;

Eclesiastés 12: 1-3

Lo más importante es que tengamos a Dios presente todos los días de nuestra juventud, aquellos días en los que estamos fuertes. Muchas personas pasan toda su vida haciendo con ellos lo que quieren, lo que su corazón desea, y muchas veces estos deseos son corrompidos y les crean males incurables. No hay mejor legado que servir a Dios desde temprana edad, porque esto hace que dejemos de tomar ciertas decisiones que pueden afectar nuestro futuro.

Amigos, mientras la juventud esté en nosotros sirvamos a Dios con todo nuestro corazón, hagamos aquello que posiblemente no podremos hacer cuando seamos viejos, evangelicemos, hagamos la obra de Dios, vayamos a las selvas, a aquellos lugares donde nadie quiere ir. ¿Qué es la vida? La vida es un soplo, se va como  el viento, sin embargo, si servimos a Dios aun en nuestra vejez podremos tener contentamiento.

This article has 10 Comments

  1. Se siente uno mucho mejor,cuando busca de Dios,y llevar a los hijos por el camino con Dios,les enseña mucho,yo en lo personal he vivido momento de alejamiento,pero a pesar de,miro hacia atrás y me digo,déjame volver por el camino que mis padres me criaron,el camino con Dios,y es cuándo mejor y más acompañada me siento.

  2. Sirvamos a Dios todos la vida, no pensemos en el mal que hemos hecho, solo arrepintamonos, en la juventud podremos hacer cosas que en la vejez no y viceversa.
    Bendito seas Padre Nuestro.
    Amén Jesús

  3. Conosi al Señor Jesús a los 21 años tengo 61 de nada me arrepiento, Dios me sido fiel me sostiene y me sostendrá claro se pasa por momentos duros pero eso no se compara con lo qué es servir a Dios, ahora creo estar cosechando lo sembrado, claro no dejo este hermoso trabajo…… Ánimo

  4. Amen! Aleluyah…sigamos adelante aunque vengan pruebas y tribulations con nuestros hijos , familia ,y a migos tenemos un Dios de poder para Dios nada es impossible. Te Amo Señor Jesus gracias x tu amor❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *