Dios es nuestro amparo y fortaleza, Él es quien nos sostiene y nos ayuda a soportar las pruebas y aun en los momentos más difíciles Él está con nosotros, cada día debemos estar en su presencia y clamar a Dios que es nuestro salvador.

Si no me ayudara Jehová,
Pronto moraría mi alma en el silencio.

Salmos 94:17

En realidad, si Dios no nos ayudara estuviésemos muertos, Él es quien nos sustenta y no bendice cada día, nos libra del lazo del cazador, de aquel que viene en contra para perturbarnos, para hacer que nosotros nos alejemos de la fe maravillosa de Dios.

El Salmista David es un ejemplo, debido a que pasó mucho peligro durante su reinado, tenía muchos enemigos, pero el Señor no le dejaba solo, sino que estaba con él todo el tiempo, y por esta razón David estaba siempre confiado.

Cuando yo decía: Mi pie resbala,
Tu misericordia, oh Jehová, me sustentaba.

Salmos 94:18

Existen momentos en los que pronunciamos con nuestras bocas que la misericordia de Dios nos mantiene de pie y que nos ayuda cada día en nuestro caminar.  La vida cada día nos trae algo nuevo, de lo cual tenemos que cuidarnos cada día y pedirle al Señor que nos guarde.

En la multitud de mis pensamientos dentro de mí,
Tus consolaciones alegraban mi alma.

Salmos 94:19

El Señor es bueno con todos sus servidores, Él les ayuda y lleva alegría a sus corazones, la cual se lleva toda tristeza que esté dentro de ellos. Por eso Dios es nuestro sustento y ayudador, Él es quien tiene el control de todo, Dios nunca nos deja solo, aunque haya un silencio, Dios está ahí, solo tenemos que clamar y pedirle que venga en nuestro socorro.

This article has 7 Comments

  1. Gloria a Dios en el Cielo, gracias Padre Bueno por vuestra ayuda infinita en todo, todo lo hacéis, todo bien y bueno que tenemos es un regalo que nos dais por amor.
    Ayúdanos a bendecirte y amarte como te mereces por Cristo Nuestro Señor.
    Amén Jesús

  2. Padre Todopoderoso porfavor no me desampares protegeme de todo mal.. Dame fuerza para poder continuar.. Padre mio ayudame dame paz sana mis heridas y dame siempre tu Bendicion no me dejes caer… En el nombre de tu hijo Jesucristo te lo pido AMEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *