En la vida se nos presentan situaciones en las cuales los incrédulos nos preguntan ¿Dónde está tu Dios?, el Señor está a nuestro alrededor, Él es quien cuida de toda la humanidad, pero hay momentos donde nos hacemos ignorantes, y pensamos que Él no está cerca de nosotros.

Si Dios no estuviera a nuestro alrededor, pues, el enemigo nos destruiría, pero no es así porque Dios nos advierte de todo lo malo que nos quiera atacar. Él siempre está atento a su creación. Dios mira todo lo que existe desde los cielos.

Diré a Dios: Roca mía, ¿por qué te has olvidado de mí?
¿Por qué andaré yo enlutado por la opresión del enemigo?

Salmos 42:9

Hay momentos los cuales debemos tener en cuenta que Dios no está lejos de nosotros, el escritor de este salmo en un momento se sentía abatido y afligido de corazón, mas él pronunciaba unas palabras diciendo: que él es su Dios y su roca, dando a entender que el Señor le cuidaba y le fortalecía.

Como quien hiere mis huesos, mis enemigos me afrentan,
Diciéndome cada día: ¿Dónde está tu Dios?

Salmos 42:10

Cabe decir que este hombre era perseguido por sus adversarios, los cuales les daban falsas esperanzas diciendo: ¿Dónde está tu Dios? Pero él sí está siempre confiado en Dios.

Por más que sus adversarios le digan ¿Dónde está tu Dios? él no retrocedía por estas palabras que lanzaban hacia él, a Dios le agrada las personas que piensan, así como este hombre, que, aunque tenía personas que le atacaban, él no retrocedía, sino que seguía hacia adelante.

¿Por qué te abates, oh alma mía,
Y por qué te turbas dentro de mí?
Espera en Dios; porque aún he de alabarle,
Salvación mía y Dios mío.

Salmos 42:11

En realidad, tenemos momentos en los cuales ya no podemos más, y alguien dice “¿Dónde está tu Dios?”, “mira como estás, acabado sin esperanzas”, cuando sabemos que no es así, porque Dios siempre está atento a todo lo que hacemos, incluso él, ve a todos los que nos quieren hacer daño, mas Dios siempre llegará a tiempo y nos librará de todo los que nos persiguen.

This article has 2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *