El tema del perdón es uno de los temas más profundos que posee la Biblia. Hay que reconocer que para muchos es sumamente difícil perdonar o pedir perdón. Para muchos el pedir perdón es un acto de humillación y ellos no quiere humillarse ante los demás, sin embargo, la Biblia dice: “Dios mira al humilde de cerca y al altivo de lejos”.

Por otro lado, el tema de perdonar a los demás, es difícil para muchos , pero, en la oración que Jesús nos enseñó dice: “Perdona nuestros pecados como nosotros también perdonamos a los que nos ofenden”. Este es el cristianos: “Perdonar”.

Recordemos algo, hemos recibido el mayor perdón, que siendo nosotros pecadores candidatos al infierno, Cristo nos perdonó y se ofreció  así mismo por nosotros y nos redimió del pecado. ¿Hubieses hecho tú lo mismo por un amigo? ¿Perdonarías a un amigo de algún pecado que cometió en tu contra? Entonces el punto es que debemos parecernos a Cristo, y si nos queremos parecer a Cristo, entonces debemos aprender a perdonar a aquellos que nos ofenden, porque de esta manera nos enseñan las sagradas Escrituras.

Jesús enseñó sobre el perdón y esto lo vemos en la Biblia cuando dice:

24 Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.

25 Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.

26 Porque si vosotros no perdonáis, tampoco vuestro Padre que está en los cielos os perdonará vuestras ofensas.

Marcos 11:24-26

Jesús nos dice que cuando estemos orando, si tenemos alguna cosa en contra de alguien debemos perdonarlo, para que de la misma forma nuestro Padre que está en los cielos nos perdone a nosotros.

Cada día debemos aprender más y más sobre el perdón, aunque esto para el hombre es muy difícil, porque la naturaleza del hombre no le permite humillarse delante de los demás o aceptar su error. Pero, nosotros como cristianos debemos ser totalmente diferentes. ¡Perdonemos!

This article has 6 Comments

  1. Dice el Señor: sed santos porque nuestro Dios es Santo, así pies pidámosle perdón a Dios, primero porque bien seguro que hemos pecado, y en segundo lugar perdonar, perdonar siempre por amor a Jesús que nos perdona.
    Os pido perdón Señor porque soy pecador.
    Amén Jesús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *