Cuando hablamos de la terrible majestad de Dios, nos estamos refiriendo a que el poder de Dios es majestuoso, es un Dios soberano al cual debemos gloria y honra.  Su poder es maravilloso y aun cuando sentimos su paz nos regocijamos en Él.

Un Dios con un magnífico poder para bendecirnos y darnos luz cada día, cuando nos acercamos a Él y le conocemos, nos damos cuenta que Él nos ayudará cada día y nos sostendrá en lugares delicados.

Viniendo de la parte del norte la dorada claridad.
En Dios hay una majestad terrible.

Job 37:22

La expresiones de Job son maravillosas y es debido a que fue un hombre que tuvo una experiencia terrible con el Dios todopoderoso, este hombre fue muy procesado, leyendo la historia nos daremos cuenta que lo perdió todo, pero aun perdiéndolo todo nunca negó su fe sino que soportó todo lo que venía sobre él.

Satanás le atacó tanto pensando que le fallaría a Dios, pero se equivocó porque Job sí luchó para llegar a la meta, y después de vencer todas sus pruebas recibió más de lo que tenía.

Dios le dio a entender a satanás que confiaba en Job, y era por que él era íntegro y no le fallaría sino que resistiría todas las adversidades, pero recordemos que Dios no lo dejó solo sino que siempre estaba con él, aunque Job lo pudiera ver.

Unas de las cosas las cuales las personas creen, es que Dios no está en sus momentos difíciles, pero no es así porque Dios sí está en todos los momentos de dificultades.

El es Todopoderoso, al cual no alcanzamos, grande en poder;
Y en juicio y en multitud de justicia no afligirá.

Job 37:23

Que bueno cuando exaltamos el nombre del Dios todopoderoso, y damos honra y gloria porque son de Él y para Él, y algo que sabemos es que no podemos alcanzarle, su Palabra nos describe su poderío y su grandiosa majestad.

Él lleva su justicia en las palmas de sus manos, su gran misericordia nos guarda cada día, nos da paz y cuando las tinieblas quieren arroparnos, su luz llega y nos alumbra.

Lo temerán por tanto los hombres;
El no estima a ninguno que cree en su propio corazón ser sabio.

Job 37:24

No olvidemos que de Dios es el poder, y que debemos seguir su Palabra al pie de la letra, y que si queremos tener sabiduría, solo Él nos la puede dar, mas no nos hagamos sabios en nuestra propia opinión, porque esto no es del agrado de Dios.

Es bueno que cada día glorifiquemos a Dios por todo lo que hagamos y aun por todas las pruebas que lleguen a nuestras vidas, recordemos Dios es nuestro ayudador y el que nos sostiene.

This article has 5 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *