La Biblia nos habla mucho sobre la fe, puesto que este debe ser un factor esencial en cada cristiano, puesto que sin fe es imposible agradar a Dios. En la Palabra de Dios encontramos muchas personas que vivieron por fe, pero encontramos otros que su fe fue exagerada, porque creían enteramente en Dios ante cualquier circunstancia de la vida y Dios nos invita a que tengamos esa fe.

Necesitamos de una gran fe para mantenernos firmes ante las tempestades de este mundo. La Biblia nos habla de un hombre llamado Pablo, el cual fue apóstol de Jesucristo, el cual padeció cientos de sufrimientos por la gracia que le fue dada en Cristo Jesús. Nos preguntamos: ¿Por qué los sufrimientos? Debemos saber que lo que nosotros predicamos es un tesoro invaluable, el cual no tiene precio, puesto que es el tesoro más grande que tenemos en nuestras manos, pero, la gloria nos puede cegar e intentar gloriarnos nosotros mismos cuando la gloria solo pertenece a Dios, y es por eso que Pablo escribe a los Corintios:

7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros,

8 que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados;

9 perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;

10 llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos.

2 Corintios 4: 7-10

Hebreos 11 es un gran capítulo para nosotros entender lo que es realmente la fe. Un personaje importante que no podemos dejar de mencionar es Abraham, incluso, le decimos el padre de la fe. Si hemos leído su historia nos daremos cuenta que Dios le habló y él salió a una tierra que ni siquiera conocía, solo confiando que aquel quién le hablaba era fiel para cumplir lo prometido.

Pasamos diferentes pruebas todo el tiempo, pero todavía con un gran aliento de vida, en muchos apuros, pero no desesperados, y esto porque tenemos una confianza grande e indescriptible en Cristo Jesús nuestro amado Redentor.

Recordemos esto: “Sin fe es imposible agradar a Dios”. Debemos tener nuestra confianza plenamente en nuestro Creador.

This article has 2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *