Qué bueno es cuando reconocemos que Dios es nuestra esperanza, y que es fiel todo el tiempo, aun nosotros fallándole, Él permanece fiel, pero recuerda que Dios no deja de darte todo lo que te prometió.

Dios permanece fiel en todo lo que hace y si te prometió que estará contigo donde quiera que estés, no dudes porque así lo hará Dios no miente y tampoco es hijo de hombre para mentir.

¿Y por qué decimos que no es hijo de hombre para mentir? Porque el hombre es mentiroso, y es que promete, pero no cumple, cosa que a Dios no le agrada.

Mantengamos firme, sin fluctuar,

la profesión de nuestra esperanza,

porque fiel es el que prometió.

Hebreos 10:23

El autor que escribió este libro le dice a las personas que estaban allí, que se mantengan firmes en el Señor, creyendo cada día que Él es su esperanza y su salvación, y les hacía entender que aquel que los llamó les sería fiel todo el tiempo.

Nuestra esperanza es una de las que siempre tiene que estar viva ante todo, pero ¿qué tenemos que hacer para mantener nuestra esperanza? Debemos confiar en Dios, no importando las dificultades que vengan, y seguir firme ante todo los obstáculos.

Recordemos que cuando vienen estos momentos de debilidades o de aflicción, ahí es que tenemos que tomar nuevas fuerzas para seguir continuando hasta llegar a lugar donde Dios tiene preparado para cada uno de nosotros.

Sabemos que tenemos momentos que ya no queremos seguir caminando y esto es porque hemos tenido muchas pruebas, y que nos han atacado con todo, pero es bueno mencionar esta linda palabra donde dice: diga el débil fuerte soy.

Es bueno recordar que, si estás falta de fe o desesperanzado, acudas en auxilio de Dios, Él es quien nos ayuda a aumentar nuestra fe, y que también renueva nuestra esperanza, y que permanece fiel todo el tiempo. Pero es bueno que si estás pasando por uno de estos momentos difíciles te arrodilles ante Dios y le pidas nuevas fuerzas para poder seguir caminando al lugar que Dios ha prometido para cada uno de sus hijos.

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *