Como pueblo escogido de Dios que somos, es importante que seamos transformadores de las naciones en el nombre Todopoderoso de Jesús, porque hemos sido llamados a llevar las buenas nuevas de salvación.

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa,

pueblo adquirido por Dios,

para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

1 Pedro 2:9

A llevar luz donde habitan las tinieblas para que todo sea claro y brille la luz de Cristo, para que anunciemos las maravillas de Dios en todo momento, y donde quiera que vayamos seamos reconocidos como hijos de Dios.

Cuando portamos su gracia damos luz a aquellos que la necesitan, y dar esperanzas aquellos que están desesperanzados, y es que somos llamados a restaurar, a bendecir, a dar una palabra de vida y de salvación, a motivar a aquellos que están caídos.

Si vamos hacer estas cosas a las cuales fuimos llamados, es importante que lo hagamos con amor, y con dedicación, y comprometidos a seguir llevando las buenas nuevas de salvación a todos aquellos que aún no conocen sus maravillas.

vosotros que en otro tiempo no erais pueblo,

pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia,

pero ahora habéis alcanzado misericordia.

1 Pedro 2:10

El Señor nos recuerda que a hora que somos pueblo escogido, pensemos por aquellos que no están en la gracia de Dios, y es bueno que le hablemos de esta maravillosa obra, para que ellos que no la tienen puedan alcanzarla y puedan ser salvos por ella.

Fuimos llamados por Dios para esta gran misión, debemos cumplirla y llevarla a todos los que la necesitan sin importar a quien sea, sino que nuestra meta sea que las personas acepten a Cristo como su salvador y Señor, para que estas sean salvas y porten la gracia de Dios, y que aquellos que ya la tienen puedan también dar a los que un no la portan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *