En una entrevista en la conferencia 500 años de la reforma de The Master’s Seminary donde participaron Paul Washer, Miguel Nuñez y Josías Grauman, se hizo una pregunta sobre los reformadores, los puritanos y su devoción a Dios: ¿Qué debemos aprender de ellos hoy en día nosotros?. Cada uno de los invitados dio su respuesta, a continuación les compartimos parte de la respuesta del hermano Paul Washer y dejamos el video al final de este post:

Muchos en el día de hoy, en Estados Unidos también muchos jóvenes piensan que son hijos de la reforma porque han adoptado una sola doctrina (calvinismo o la gracia soberana), pero lo que tienes que entender es que el cimiento de la reforma era la doctrina de Sola Scriptura y no solamente decir que la Biblia es inspirada sino también que la Biblia es suficiente porque de una forma la iglesia católica creía que la Biblia era inspirada pero ellos no creían que la Biblia era suficiente entonces ellos tenían su tradición y en tiempo la tradición llega a tener más importancia que la Biblia.

Entonces no somos hijos ni primos de la reforma si nosotros solamente hemos adoptado las doctrinas de gracia. De hecho, y ustedes me van a matar, pero de hecho un arminiano puede ser más reformado que los calvinistas si él está estudiando la Palabra y aplicando todo lo que la Palabra dice a toda su vida.

El comentario anterior del hermano Paul Washer podría darnos mucho qué pensar, pero tiene razón, puesto que lo que él está diciendo aquí es, que hay muchos hermanos que se dicen ser reformados y que se creen hijos de la reforma y juzgan  a los arminianos como si no fuesen creyentes que aman a Dios, pero esto pueden llegar a ser cristianos más bíblicos que un calvinista porque creen en todas las verdades de la Biblia y las aplican en su diario vivir.

Aquí tienen en el video de Youtube, en la descripción del mismo les dejamos el link del video original completo para que entiendan el contexto de la pregunta:

un arminiano puede ser mas reformado que un calvinista

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *