¿Estás cansado y abatido? ¿Has tocado diferentes puertas y nadie te responde? Para eso hay una solución y se encuentra en Jesús, si estás cansado y afligido Él es la persona perfecta a la cual te puedes acercar y hallar descanso. El descanso que Jesús nos ofrece no es temporal, es para siempre, a diferencia de otro descanso que nos puedan ofrecer.

Mateo 11:

28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

Esta invitación no está dirigida a un tipo de raza, ciudad o determinado grupo de personas, es para “todo” aquel que esté trabajado y cargado. ¿Te imaginas cuántas personas hay cargadas y trabajadas en todo el mundo? Son miles de millones, y lo maravilloso de nuestro maestro es que no tenemos que hacer turno para ser prontamente atendidos , sino que Él tiene espacio para todos, tiene un lugar para todos, no somos demasiados para Él, sino que nos puede atender al mismo tiempo. ¿Qué hombre en la tierra tiene la potestad de decir tan sublimes palabras?

Algo muy significativo es que no solamente Él nos llama, pues los políticos hoy en día también nos llaman y no cumplen sus palabras, pero Jesús nos llama y nos promete descanso, y no nos miente, pues fiel es Él que ha prometido. Jesús nos ha prometido ese descanso con las más bellas palabras y debemos de confiar en ello, pues no es mentiroso.

A veces nos desesperamos en los diferentes problemas que tenemos y sí, todo el que está leyendo este artículo de una forma  u otra se siente cansado y trabajado, pues eso es lo que nos trae el día a día, sin embargo, no creamos que no tenemos a donde ir cuando nos sentimos así, pues ahí está Jesús con su tierna voz llamando a todo aquel que está cansado y trabajado, sin importar raza, posición económica o estatus social.

Te invitamos a confiar en Jesús y a reposar en Él, en cualquiera que sea tu situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *