A finales del mes de marzo del 2017, el pastor y predicador Paul Washer sufrió un ataque al corazón. Su salud se vio muy delicada, pero el Señor le ayudó a salir de esta situación.

Esta fue la carta escrita por el pastor Paul Washer luego de estar en su casa en recuperación:

En el día 20 de marzo, sufrí un ataque cardíaco en casa y, antes de llegar al hospital, mi corazón se detuvo tres veces. No recuerdo mucho los primeros días en el hospital. Esta pérdida de memoria fue consecuencia también del ataque cardíaco.

Los días internado fueron dolorosos, pero, no puedo desear mejor cuidado que el que recibí de los médicos y enfermeros. También agradezco a Dios por las infinitas oportunidades de compartir allí el Evangelio.

Es realmente sorprendente cómo somos frágiles. Yo me ejercito cuatro veces por semana y estaba en una dieta “saludable para el corazón” bien estricta. Como dijo el médico, mi estilo de vida es “bueno”, pero no hay cómo escapar de la genética: Casi todos los hombres, de ambos lados de mi familia, tuvieron problemas cardíacos.

Después de diversos días en el hospital, estoy feliz en decir que estoy en casa, pasando mis días rehabilitándome, leyendo y escribiendo.

Conseguí, finalmente, poner en día diversas lecturas. También he aprovechado este tiempo para deleitarme en mi familia. Mi esposa, Charo, es una torre de fuerza, incluso siendo “demasiado” severa con mi dieta y limitando mi tiempo en el escritorio. Mis hijos son mis guardianes y mis hijas son un placer a mis ojos.

Mi familia y yo queremos expresar nuestra profunda gratitud a aquellos que oraron por nosotros y por mi recuperación. La bondad de ustedes es un gran ánimo. Gracias. Retornaré al médico en algunos días para verificar cuándo podré retornar a HeartCry. Temo quedarme fuera demasiado tiempo y que ellos vengan a descubrir que están mejor sin mí.

Sé que aunque retornando al ministerio, será un largo y lento camino hasta que pueda viajar por el mundo. Ore para que Dios me de la gracia de usar mi “tiempo caído” para su gloria. Estaré dedicando la mayor parte de mi tiempo a diversos proyectos de escritura y, como siempre, necesitaré de mucha gracia.

Nuevamente, ¡gracias!

This article has 5 Comments

  1. Gracias al Señor dar respuesta a nuestras oraciones por el Pastor
    Paul Washer, su recuperación pronta y por su esposa e hijos.
    Esperamos tener más comentarios de la Biblia por parte del Pastor
    Washer ahora que dispone de mas tiempo , pues debe cuidarse
    para que se recupere totalmente.

    Yolanda, desde la bella Colombia.

  2. Pastor es un gozo saber que se está recuperándose por la gracia y para gloria de Dios.
    Espero no ser inoportuna,lo pensé mucho para hacer esto, soy de Hidalgo, México, llevo 2años en una iglesia de misioneros coreanos, life word mission,mi esposo y yo llegamos después de haber perdido en un accidente a mis 2 únicos hijos, (mujer de 25 años y hombre de 21 años) después de esta tragedia anduvimos de iglesia en iglesia, hasta que llegamos a esta iglesia,sentimos que encontramos a Dios con la palabra, también paz pero sobre todo la promesa de la vida eterna, porque es lo único que anhelamos,pero al llevar la vida cristiana y creciendo conforme la palabra, nos hicieron servidores,servimos con agradecimiento a Dios por lo que hizo por nosotros, pero últimamente hemos sentido que nos estamos haciendo esclavos de esta iglesia, del pastor y sentimos que nos están chantajeando para hacer el edificio de la iglesia, nos sugieren que vendamos la casa por una más chica,que pidamos préstamo en el banco,y lo peor es que nos dicen que los coreanos son más agradecidos que los mexicanos,.
    Nosotros no buscamos bendiciones como ellos nos dicen que si ofrendamos dios nos bendecirá Dios más, llevo poco leyendo la palabra diariamente, no faltamos a las reuniones , siempre estamos ayudando, hemos oído sus predicas, mi esposo lo están preparando para Pastor,claro que faltan muchos años, aunque él ya tiene 55 años, y le fascinan sus predicas, no cree que lo llegue a ser, pero es lo que nos a ayudado a levantarnos día con día, pero deseando que está vida ya termine,.
    Sé que es poco lo que puedo explicar, pero me gustaría que tuviera un momento de su valioso tiempo en darnos su opinión, oro por su salud desde que supe de su infarto, y también por qué por medio de usted dios nos conteste, se de su amor y pasión por Jesucristo, lo admiro, sé que es mucho pedir pero so sabe cómo nos gustaría conocerlo personalmente.
    Un abrazo muy fuerte a usted y a su familia. Somos Patty y José Martín,

  3. Hermano Pablo ,cuanto me gustaria tener noticias sobre su salud ,pues mi esposa y yo ,desde que nos enteramos del percance de su salud, hace aproccimadamente un mes , estamos orando por su reestablecimieto y poder seguir en su ministerio ,que Dios lo siga bendiciendo y pueda recuperarce pronto . Desde Entre Rios ,Argentina ,un fraternal abrazo a usted y su familia –EMILIO Y OFELIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *