¿Es bíblico que un pastor cobre un salario? Augustus Nicodemus trata este tema en su más reciente video de su canal de Youtube Perguntar Não ofende. En este canal Augustus Nicodemus sube videos cortos respondiendo a las preguntas teológicas que los seguidores le hacen.

Augustus Nicodemus es un reconocido ministro presbiteriano, graduado de licenciatura en teología del Seminario Presbiteriano del Norte en Recife. Además tiene un doctorado en interpretación bíblica en el Seminario Teológico de Westminster en Filadelfia. Es también pastor asociado de la Iglesia Presbiteriana de Santo Amaro, en Sao Paulo. También estudió Diseño Industrial e hizo algunos años de Ingeniería Eléctrica en la Universidad Federal de Pernambuco.

A continuación les dejamos el transcrito y el video subtitulado en español de la respuesta de Augustus Nicodemus a la pregunta ¿Puede un pastor cobrar un salario?:

Fue el propio Jesús que dijo que aquel que predique el evangelio que viva del evangelio. Cuando el Señor Jesús mandó que sus discípulos salieran en misión Él les dijo que no deberían llevar dinero, no deberían llevar alforja, no deberían llevar dos túnicas, dos sandalias, lo que ellos tenían que hacer era vivir de la bondad y la generosidad de aquellas personas que los abrigasen.

El apóstol Pablo escribiendo en su primera carta a los Corintios en el capítulo 9 cuestiona exactamente eso si no tenían derecho de comer y beber por cuenta de aquellos que eran bendecidos espiritualmente, él cita la ley de Moisés, y que los sacerdotes comían de los sacrificios que eran presentados en el altar y cita una vez más que era prohibido amordazar la boca del buey que trilla  y él pregunta ¿quién va a la guerra por su propia cuenta? ¿por qué el labrador no puede ser el primero en comer del fruto de la labor? y así por el estilo.

En la primera carta que Pablo escribe a Timoteo capítulo 5 él habla de honra duplicada para aquellos presbiteros que se dedican a la administración y la enseñanza de Palabra de Dios. Entonces una de las formas de honrar los pastores y líderes que nos encontramos en el Nuevo Testamento es ayudándolos en su sustento para que se puedan dedicar a la enseñanza de la Palabra de Dios.

Claro, un pastor puede hacer su trabajo pastoral sin depender de la iglesia, puede tener un trabajo secular, puede trabajar como taxista, como vendedor de una tienda, puede trabajar como médico, como abogado y puede pastorear, pero va a sentir falta de tiempo para estudiar la Biblia, visitar las ovejas, atender las personas necesitadas, administrar la vida de la iglesia y otras demandas que el trabajo pastoral exige.

Entonces lo ideal es que la comunidad que es bendecida por el ministerio pastoral por la Palabra de Dios contribuya para el sustento de aquellos que se dedican a bendecir a aquellas personas. Dejo aquí la pregunta de Pablo a los Corintios:

Si somos bendecidos con bienes espirituales, ¿sería mucho recibir de ustedes bienes materiales?

Compártelo:

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *