Mientras mas pasan los años y nuestras sociedades se modernizan más vemos la injusticia reinar en los gobiernos y en muchas otras áreas de la vida. El ser humano se ha caracterizado por ser injusto, y es por esto que el salmista dice en el Salmos 53 versículo 3: “Todos se han desviado, a una se han corrompido; no hay quien haga el bien, no hay ni siquiera uno”. La injusticia se ha practicado desde la creación, sino leamos la historia de Cain y Abel, y es natural que la injusticia haya ido evolucionando en nuestra sociedad actual.

En Eclesiastés 3 encontramos:

16 Vi más debajo del sol: en lugar del juicio, allí impiedad; y en lugar de la justicia, allí iniquidad.

17 Y dije yo en mi corazón: Al justo y al impío juzgará Dios; porque allí hay un tiempo para todo lo que se quiere y para todo lo que se hace.

18 Dije en mi corazón: Es así, por causa de los hijos de los hombres, para que Dios los pruebe, y para que vean que ellos mismos son semejantes a las bestias.

19 Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como mueren los unos, así mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad.

20 Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo.

21 ¿Quién sabe que el espíritu de los hijos de los hombres sube arriba, y que el espíritu del animal desciende abajo a la tierra?

22 Así, pues, he visto que no hay cosa mejor para el hombre que alegrarse en su trabajo, porque esta es su parte; porque ¿quién lo llevará para que vea lo que ha de ser después de él?

De este texto aprendemos varias cosas y son las siguientes:

1. En la tierra no hay justicia

Es normal saber que muchos de nuestros gobiernos no hacen la verdadera justicia, también sabemos que al día de hoy hay muchas personas presas porque el juez de tal ciudad fue comprado por una persona con muchas riquezas que no quería ir a la cárcel y perder su buena reputación. También es cierto el ver como muchos negociantes alteran sus productos aún siendo esto siendo ilegal. Y si seguimos mencionando más injusticias que pasan en este mundo no terminaríamos el día de hoy, y Salomón vio eso en aquel entonces.

2. Tanto al justo como al injusto juzgará Dios

El ser humano vive como si nunca va a tener que dar cuenta por sus actos, sin embargo, la Biblia nos demuestra que todos estaremos un día delante de Dios, tanto el justo como el injusto. Algún día, todas las personas que han hecho injusticia compadecerán ante el tribunal divino de Cristo:

Porque todos nosotros debemos comparecer ante el tribunal de Cristo, para que cada uno sea recompensado por sus hechos estando en el cuerpo, de acuerdo con lo que hizo, sea bueno o sea malo.
2 Corintios 5:10

3. El hombre es semejante a una bestia

 Examinando el contexto del verso nos damos cuenta que tanto el  impío como el justo es semejante a una bestia, ¿Por que?  El mismo capitulo lo dice:

19 Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como mueren los unos, así mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad.

20 Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo.

21 ¿Quién sabe que el espíritu de los hijos de los hombres sube arriba, y que el espíritu del animal desciende abajo a la tierra?

22 Así, pues, he visto que no hay cosa mejor para el hombre que alegrarse en su trabajo, porque esta es su parte; porque ¿quién lo llevará para que vea lo que ha de ser después de él?

Conclusión

La vida del hombre llega y temprano se va. No vivimos una eternidad aquí en la tierra, la vida del hombre es como la hierva que prontamente es secada y echada al fuego. Vivamos una vida haciendo justicia a los demás, viviendo para Dios, amando a nuestro prójimo y pidamosle a Dios que nos ayude cada día mas a ser como su Hijo Jesús.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *