Hoy en día nos encontramos con diferentes tipos de personas, que están envueltas en diferentes áreas tanto secular como religiosa. Existen personas tanto cristianos como no cristianos que se vanaglorían. Pero estas personas se olvidan de que sin Dios nada podemos hacer y que aún la Biblia dice que todo esto pasará pero que el que se encuentra en Él permanece para siempre.

Aquí le citaremos el libro de 1 de Juan 2:16 donde nos habla claramente de esta gran verdad, de que todo lo que hay es creado por Él, y que todo perecerá en esta vida.

Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.

1 Juan 2:16

Hoy en día nos dejamos arrastrar por los deseos de la carne, y nos dejamos seducir por el dinero, como dice la Biblia en el libro Timoteo:

porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

1 Timoteo 6:10

Y esto es lo que pasa con todo aquel que tiene por primero el dinero, y que piensa que eso es lo primordial en su vida, entonces, después de tener dinero, ya piensa que lo tiene todo, y comienza a vanagloriarse y a decir “tengo mucho dinero con la cual puedo hacer lo que me venga en gana, puedo andar todo el mundo sin que nadie me lo impida por que yo soy un poderoso”.

Pero se olvida que Dios se hizo hombre y vino y murió por cada uno de nosotros, Él se entregó por nosotros para que nosotros nos sepamos humillar y ser humilde y actuar con amor hacia los demás, y esto es lo que Jesús nos quiere enseñar, que la gloria es de Dios solamente y no de nosotros y que él no quiere que nosotros caigamos en esa locura, en ese error que estamos viviendo en estos últimos tiempos, de que nos libremos de morir siendo vanagloriados por los demás sino que seamos honrados por el mismo Dios y que dejemos este mundo tan perverso, porque todo lo que hay va a pasar, la vanagloria de la vida, el dinero, y las demás cosas que nos dañan.

Y para concluir es bueno que reflexionemos sobre esta palabra, que nos conducen a dar honra y gloria al Dios Todopoderoso, y que nos acerquemos cada día a Dios, y que dejemos de vanagloriarnos con todo lo que tengamos y si estás haciendo esto es bueno que te vuelvas a Dios y no tardes en volverte a Él, Dios te bendiga.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *