Es cierto que día a día usamos muchos dichos seculares, muchos de los cuales hasta se han convertido en una costumbre dentro de nuestras expresiones, y lo usamos sin preguntarnos si en verdad están bien o mal, y es por esto que es necesario que muchas veces se nos refresque un poquito el conocimiento. Aquí le dejamos algunos dichos populares seculares que no debemos usar como cristianos:

1 – Ama a quien no te ama, responde a quien no te llama, andarás carrera vana.

Esta frase comienza muy bien, pero se daña al final al decir: “andarás carrera vana”. Es como decir que esto no sirve de nada, y sabemos  que Jesús nos enseñó:

43 Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo.

44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;

Mateo 5:43-44

2 – Dios le da barba a quien no tiene quijada.

Esta frase es usada cuando se ve a una persona que tiene algo que al parecer no merece y aquel que supuestamente lo merece no lo tiene.  La Biblia nos enseña que el sol sale tanto para el impío como para el justo, la lluvia cae tanto para el justo como para el impío:

Para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos; porque El hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos.

Mateo 5:45

3 – El infierno está lleno de buenas intenciones y el cielo de buenas obras.

Lo que nos hace ir al cielo no son nuestras buenas obras, pues, hay muchos impíos que hacen buenas obras:

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

no por obras, para que nadie se gloríe.

Efesios 2:8-9

4 – Amor sin celos no lo dan los cielos.

Para nada cierto, la Biblia nos habla en contra de los celos:

16 Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.

Santiago 3:16

5 – Primero son mis dientes que mis parientes.

6 – Primero Dios, y después sus santos.

Estos dichos nos instan a que primero nosotros y luego los demás, es como aquella persona que busca un bien propio. Jesús buscó primero nuestro bien y de igual manera tenemos hasta que dar nuestra propia vida por nuestros hermanos si fuere posible:

Juan 15:13

Nadie tiene un amor mayor que éste: que uno dé su vida por sus amigos.

7 – Quien espera, desespera.

La Biblia dice:

15 Y así, después de esperar con paciencia, Abraham recibió lo que se le había prometido.

Hebreos 6

También nos enseña:

sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.

Santiago 1

Según hemos visto en estos versículos, la espera nos produce paciencia, no desesperación.

8 – Un clavo saca a otro clavo.

¿Qué podemos decir sobre este famoso dicho? Sabemos que esto no es real, no podemos andar por ahí despechados buscando nuevos clavos para quitarnos el amargue. En tales situaciones debemos aprender a confiar y descansar en el Señor:

28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

Mateo 11:28

9 – Del agua mansa me libre Dios, que de la brava me guardaré yo.

Para nada, nosotros no tenemos habilidad alguna para mantenernos de pie:

Así dice el Señor: No se gloríe el sabio de su sabiduría, ni se gloríe el poderoso de su poder, ni el rico se gloríe de su riqueza;

Jeremías 9:23

10 – El que roba a un ladrón tiene cien años de perdón.

Negativo. Aunque un ladrón le robe a otro ladrón sigue siendo ladrón, es pecador.

Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios.

1 Corintios 6:10

11 – La ocasión hace al ladrón.

12 – El fin justifica los medios.

Estas frases justifican completamente al que hace lo malo. Lo mal está mal, no importa la ocasión.

1 Corintios 10:

23 Todo me es lícito, mas no todo conviene: todo me es lícito, mas no todo edifica.

13 – Lo que abunda no daña.

Esta frase propone que mientras más abunde algo, mucho mejor, pero no siempre será así. Si no lo crees, fíjate la gran contradicción con otra frase popular: Todo en exceso hace daño.

¿Hallaste miel? Come solo lo suficiente, no sea que te hartes de ella y la vomites.

Proverbios 25:16

Comer mucha miel no es bueno ni es gloria buscar la propia gloria.

Proverbios 25:27

14 – Quien calla, otorga.

No siempre, a veces las personas callan para usar la prudencia. Por ejemplo, cuando Jesús estaba ante Pilato, la gente testificaba muchas cosas EN CONTRA de Él, sin embargo, decidió no responder:

12 Y siendo acusado por los principales sacerdotes y por los ancianos, nada respondió. 

13 Pilato entonces le dijo: ¿No oyes cuántas cosas testifican contra ti? 

14 Pero Jesús no le respondió ni una palabra; de tal manera que el gobernador se maravillaba mucho.

Mateo 27

15 – Una vez al año no hace daño.

Esta si que está super mega negativa.  Aunque hagas eso que dices una vez al año está mal y mal. El pecado es pecado.

Un poco de levadura leuda toda la masa.

Gálatas 5:9

Recordemos que la levadura tipifica al pecado.

16 – No hay bien ni mal que cien años dure.

Pues claro que sí, pues solo miren cómo el pecado de Adán y Eva tiene este mundo.

Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

Romanos 5:12

17 – Ojo por ojo, diente por diente.

Un dicho muy antiguo, pero Jesús nos enseña:

38 Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente.

39 Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra;

40 y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa;

41 y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos.

42 Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses.

43 Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo.

44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen;

Mateo 5

18 – Tanto tienes tanto vales.

Esto es prácticamente la misma ideología de los predicadores del evangelio: ” Si eres pobre es porque estás en pecado”. Lo que tenemos no determina lo que somos.

Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios.

Lucas 6:1

19 – Todos somos hijos de Dios

Muchos dicen esta frase de otra forma: El diablo no tiene hijos. Lamentablemente, la Palabra demuestra que el diablo sí tiene hijos:

Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.

Juan 38:44

dijo: ¡Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia! ¿No cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor?

Hechos 13:10

El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del malo.

Mateo 13:38

En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.

1 Juan 3:10

20 – A Dios rogando y con el mazo dando.

Esta nos causa un poco de risa y a la vez dolor, pues, hay muchos novios “cristianos” que antes de casarse dicen esto.

21 – De tal palo, tal astilla.

Decimos esto cuando vemos que un hijo es igual de malo que su padre, pero esto no siempre es así, veamos un ejemplo bíblico:

21 De veintidós años era Amón cuando comenzó a reinar, y dos años reinó en Jerusalén.

22 E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, como había hecho Manasés su padre; porque ofreció sacrificios y sirvió a todos los ídolos que su padre Manasés había hecho.

2 Crónicas 33:21-22

Verdaderamente aquí vemos a un rey que hizo lo malo al igual que su padre, sin embargo, el próximo rey hizo lo recto ante Dios:

Mas el pueblo de la tierra mató a todos los que habían conspirado contra el rey Amón; y el pueblo de la tierra puso por rey en su lugar a Josías su hijo.

De ocho años era Josías cuando comenzó a reinar, y treinta y un años reinó en Jerusalén.

Este hizo lo recto ante los ojos de Jehová, y anduvo en los caminos de David su padre, sin apartarse a la derecha ni a la izquierda.

2 Crónicas 33:25 – 2 Crónicas 34:2

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *