En diferentes instituciones educativas se nos ha enseñado que no existe un Dios creador de todas las cosas, sino que el mundo fue evolucionando hasta ser lo que somos hoy en día. ¿Es esto cierto? A ver, pensemos por un momento: De la nada subió todo lo que hoy somos y tenemos, todas las cosas hermosas, los mares, los ríos, los animales, el ser humano, ¿Todo esto nació de la nada? Más bien, no creemos que detrás de toda la creación se esconda la nada. Creemos que hay un ser superior y su nombre es Dios.

Bien nos enseña la Palabra de Dios el proceso de toda la creación en Génesis capítulo uno. Testificando el autor que Dios es el creador de todas las cosas y que por su voluntad todas las cosas existen. No hay nada como una evolución humana, sino un Dios creador soberano que tomó de su tiempo para formar todo lo que vemos hoy.

El ser humano a través de los años ha querido exponer la inexistencia de Dios, pero esto es imposible, es como si estuviésemos presos en un solo sitio y no tenemos salida, ¿por qué? Porque la misma creación cuenta la grandeza de sus manos. Solo tenemos que echar un vistazo, y ver todo lo bello, todo lo hermoso, todo lo perfecto y preguntarnos: ¿Acaso esto salió de la nada o existe un Creador detrás de todo esto? Claro que sí, detrás de todo esto existe un Creador soberano, Creador de los cielos y de la tierra, y por más que queramos negar eso, simplemente no podemos.

El salmista dijo:

Los cielos cuentan la gloria de Dios,
Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

Salmo 19:1

No podemos dudar en lo más mínimo que Dios es el Creador del ser humano. A esto también el salmista nos dice:

Tú creaste mis entrañas;
me formaste en el vientre de mi madre.
¡Te alabo porque soy una creación admirable!
¡Tus obras son maravillosas,
y esto lo sé muy bien!

Salmos 139:13-14 | NVI
Amado lector, debemos entender que existe un Dios verdadero, el Creador del universo y de todas las constelaciones existentes. Busca a ese Dios con todo tu corazón y te aseguramos que le encontrarás.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *