Reflexión sobre Jesús, el único Camino hacia la salvación.

Jesús le dice: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí.

Juan 14:6

Aquí Juan nos explica que solo tendremos salvación cuando nos acerquemos a nuestro Señor Jesucristo quien es el camino a la salvación, ya que sin él no podemos ir al Padre.

Es importante que podamos entender que Jesús vino al mundo a dar su vida por la humanidad, pero el ser humano sabe que sin Él no podemos hacer nada porque Él es el medio de salvación para poder llegar al Padre.

Les mostraremos otros versos que nos hablan sobre la salvación y quién es la salvación:

Y parirá un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Mateo 1:21

El Padre envió a su hijo para que por medio de Él seamos salvos para que conozcamos su senda, para que lleguemos a la salvación de nuestras almas.

Tenemos otro pasaje bíblico muy conocido e importante:

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 3:16

Para llegar a tener vida eterna es necesario que podamos creer en aquel que vino a dar su vida por cada uno de nosotros, aquel que se entregó en la cruz para dar vida y vida en abundancia, aquel que teniendo misericordia dijo “yo iré y moriré por la humanidad para que pueda encontrar salvación y vida eterna”.

En cada cita bíblica que hemos mencionado hemos podido ver cómo se habla de Jesús. Estas citas nos enseñan que debemos entender que sin Él no podemos tener vida eterna ni salvación, y por eso es importante que en nuestras mentes tengamos presente el buscar de Dios y servirle con todo nuestro corazón, sin importar lo que vayamos a pasar en nuestro diario vivir, porque Él padeció por nosotros, fue azotado, maltratado, hasta blasfemaron contra Él, pero todo no terminó ahí porque aunque murió, resucitó al tercer día, tal y como Él mismo había dicho:

Jesús les dijo: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres,

23 y le matarán; mas al tercer día resucitará. Y ellos se entristecieron en gran manera.

Mateo 17:22-23

Para terminar con esta hermosa reflexión, es bueno que en nuestro día a día podamos seguir el camino que nos lleva a la salvación que es Jesús, ese único camino, Él es quien puede ayudarte a seguir hacia delante. Jesús alguien que murió por ti, alguien que no te va a rechazar porque Él no murió en vano sino que dio su vida por esta humanidad que está envuelta en el pecado. Sigue a Cristo, no te detengas, no tengas miedo a seguirlo porque Él solo te dará vida y no cualquier vida sino que te dará vida por la eternidad.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *