(ChristianToday) — De una forma u otra, todos luchamos contra algo. Pero llega un momento en nuestra vida cuando la lucha se vuelve abrumadora. Estos momentos vienen y van, y tal vez te sientas así el día de hoy.

Cinco promesas de Dios para lso que estan luchando

Podrás haber perdido un ser querido, tu matrimonio podría estar a punto de romperse, o tu negocio o carrera podría estar al borde del fracaso sin ningún punto de retorno. Todos hemos experimentado momentos como esos. Pero en estas situaciones podemos confiar en un Dios que nos ha hecho conocer sus promesas a través de su palabra y nos da la fe para creer que Él es capaz debido a la obra terminada en la cruz por medio de Cristo.

Aquí hay cinco promesas que Dios ha hablado para aquellos que están pasando por una poderosa lucha en esta temporada de sus vidas.

1. Dios nos escucha

El Salmo 34:18 hace una poderosa declaración:

Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón;
Y salva a los contritos de espíritu.“.

Dios ve y conoce tus luchas. Jesús pasó por la misma magnitud o incluso una mayor cantidad de pruebas que nosotros, y Él puede relacionarse con tu dolor. Y lo que Dios oye, no lo ignora.

2. Nuestro trabajo no es en vano

1 Corintios 15:58 declara:

“Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano”.

Mientras trabajamos duro para conquistar esas batallas, Dios pelea con nosotros y nuestros esfuerzos no serán en vano. Recibirás tu recompensa a su debido tiempo.

3. Podemos descansar en Cristo

No hay lugar para rendirse en el reino de Dios, pero seguro que hay más que suficiente espacio para descansar. Jesús nos invita a todos a venir a Él cuando estamos agobiados y cansados y experimentamos su descanso:

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;

(Mateo 11: 28-29)

Debido a que Dios lucha por nosotros, podemos depositar nuestra armadura cada tanto para permitir que nuestro Pastor nos guíe por pastos verdes y aguas tranquilas.

4. La lucha construirá nuestro carácter

Los que luchan siempre saldrán de la lucha con cicatrices, pero también saldrán de ella más fuertes y mejores. Esa es la promesa de Dios para ti si estás luchando. Aunque no siempre podemos mejorar nuestras circunstancias externas, tenemos control sobre nuestro carácter interno. Romanos 5: 3-4 dice:

“No sólo eso, sino que nos regocijamos en nuestros sufrimientos, sabiendo que el sufrimiento produce resistencia, y la resistencia produce carácter, y el carácter produce esperanza”.

5. La gracia de Dios será más que suficiente

El poder de Dios funciona mejor en nuestras más profundas debilidades:

Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.

(2 Corintios 12: 9)

No siempre se siente bien admitir la debilidad, pero le da a Dios una vía para mostrarnos de lo que Él es realmente capaz si le permitimos hacer su obra a través de nosotros y a través de nuestra situación.

This article has 7 Comments

  1. Dios les continué bendiciendo amen soy cristiana amen estoy recien casada y no se me a sido facil cuando no ere cristiana tenia una pareja en donde tube 2 hijos y cuando mi hija estaba de meses me separe del padre de mis hijos estube 15 años sola ahora mi hija tiene 16 años y me case pero no me adapto tengo miedo a fracasar siento algo en mi corazon que los hombres no merecen que le amen y no me preocupo por atenderle por que pienso que me a ser lo mismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *