La tesis #23 para la iglesia evangélica de hoy está titulada “Deseos de predicar o enseñar en un púlpito o de desarrollar una iglesia, no es lo mismo que amor por Dios” y básicamente nos enseña que tener deseos de trabajar en la obra del Señor no es lo mismo que amor por Dios. Son cosas relacionadas pero no son lo mismo. Te dejamos el video y el transcrito para que medites en ello.

Publicidad

Deseos de predicar o enseñar en un púlpito o aún de desarrollar una iglesia no es lo mismo que amor por Dios. Cuando Cristo inspeccionó las siete iglesias que aparecen en el libro de Apocalipsis, cuando se refirió a la iglesia de Éfeso de una manera muy clara le llamó la atención justamente por haber perdido su primer amor.

Publicidad

Nosotros no podemos olvidar que el primer mandamiento, el mayor de los mandamientos es que amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y todas tus fuerzas. Muchos confundimos el amor por lo que hacemos, el amor por la predicación, el amor por el ministerio con el amor por Dios, y esas dos cosas están relacionadas pero no son exactamente las mismas.

Nuestro amor por lo que hacemos debiera fluir como resultado de una relación íntima, de una comunión con Dios de manera diaria, de tal forma que realmente Dios esté en su lugar y el ministerio esté en el suyo. No confundas nunca lo que es Dios el hacedor con la obra que nosotros hacemos.

Unos de nosotros sembramos, otros irrigan la semilla sembrada pero al final es nuestro Dios quien cosecha.

Continuar viendo y leyendo las demás tesis

Ver la tesis #22

Ver la tesis #24

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *