La mies es mucha y los obreros son pocos. Ante esta situación, Lucas 10:2 nos exhorta a rogar al Señor de la mies enviar sus obreros a su mies. El problema en la actualidad es que muchos obreros son enviados por los hombres y no por el Señor de la mies.

A continuación les dejamos en video y el transcrito de la Tesis #17 para la iglesia evangélica de hoy: Mientras la mies no sea recogida por obreros que Dios haya enviado, la tarea misionera jamás será completada.

Mientras la mies no sea recogida por obreros que el Señor de la mies haya enviado, la tarea misionera jamás será completada. En nuestros días muchos han salido al campo misionero, muchas iglesias han sido plantadas, pero muchos de los que han ido han sido enviado por los hombres y no necesariamente por el Señor de la mies. Nosotros rogamos a nuestro Dios que nos abra los ojos, que nos ayude a entender cuáles fueron sus instrucciones ante la problemática de la labor misionera.

El Señor Jesucristo nos enseñó que la mies es mucha, hay mucho por hacer, sin embargo, cuando Él nos dio una estrategia para recoger la mies esto es lo que Él dijo: Por tanto, id donde el Señor de la mies para que Él envíe obreros a su mies. Nosotros necesitamos orar más y quizás enviar menos hasta que ese Señor haya respondido a nuestras oraciones.

Cuando revisamos la historia del libro de los Hechos nosotros vemos a un Pablo, a un Bernabé siendo enviados después que la iglesia había orado y ayunado y luego de ellos ser dirigidos por el Espíritu Santo, fueron enviados y grande fue la cosecha.

Publicidad

¡Regresemos al Señor de la mies para que él nos enseñe, nos instruya, nos dirija a cómo recoger!

Publicidad

Ver la tesis #16

Ver la tesis #18

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *