A continuación les dejamos el video y el transcrito de la tesis #15 para la iglesia evangélica de hoy “La trivialización del Dios que adoramos es uno de los pecados capitales de la iglesia de nuestros días”. Está basada en Isaías 57:15:

Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.

Uno de los pecados capitales de nuestra iglesia en el mundo de hoy es la trivialización del Dios que adoramos y su raíz se encuentra en los púlpitos. La manera como muchas veces las ovejas tratan a su Dios es la forma como el predicador ha tratado al mismo Dios en la predicación.

Publicidad

Hay una necesidad imperante de levantar la imagen de Dios en la mente de aquellos que escuchan la enseñanza de la Palabra. No podemos olvidar que Dios nos ha dicho en Isaías 57:15 que Él es un Dios Alto y Sublime y el autor de Hebreos en el Nuevo Testamento nos recuerda en 12:29 que nuestro Dios es un fuego consumidor.

Publicidad

Esas dos palabras, esas dos enseñanzas actúan como dos porta libros, una en el Antiguo Testamento, una en el Nuevo Testamento, para recordarnos que si bien es cierto Dios se ha acercado a nosotros por medio de la persona del Señor Jesucristo no es menos cierto que Dios nunca ha perdido su Majestuosidad, su Santidad, lo sublime de su Ser y por tanto aquellos que nos acercamos a Él en adoración aún cuando nos acercamos con confianza por medio a lo que Cristo ha hecho tenemos que hacerlo reverentemente.

Ver la tesis #14

Ver la tesis #16

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *