¿Alguna vez usted ha escuchado frases como: “así te dice Dios” “así te dice Jehová” o “Dios me dijo que te diga”? Estas y muchas frases son muy famosas el día de hoy en boca de muchos predicadores en Latinoamérica y en Estados Unidos también. Yo la he escuchado una y otra vez de boca de cientos de predicadores en mi país.

El famoso “así dice Dios” se ha convertido en algo “esencial” en cultos pentecostales y de iglesias Bautistas carismáticas; distintas personas siempre tienen una “revelación” un “sueño” o algo que supuestamente contar de parte de Dios. Lo más triste en muchas de esas iglesias es que no escuchamos casi nunca decir “la Biblia dice”.

El “así dice Dios” ha causado varios peligros en la iglesia actual y entre ellos está el olvidarse de la infalible palabra de Dios (la Biblia).

Publicidad

Pablo le escribió a Timoteo:

16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

(2da Timoteo 3)

La Biblia es útil para todo lo que se necesite en la iglesia y ya no necesitamos un “así dice Jehová” como en el antiguo testamento, ¡ya tenemos la Biblia!

Publicidad

En la Biblia hay advertencias para aquellos que dicen Dios dijo y Dios no ha dicho nada:

“Así dice el Señor DIOS: `¡Ay de los profetas necios que siguen su propio espíritu y no han visto nada! (Ezequiel 13:3)

Entonces el Señor me dijo: Mentira profetizan los profetas en mi nombre. Yo no los he enviado, ni les he dado órdenes, ni les he hablado; visión falsa, adivinación, vanidad y engaño de sus corazones ellos os profetizan. (Jeremías 14:14)

“Pero el profeta que hable con presunción en mi nombre una palabra que yo no le haya mandado hablar, o que hable en el nombre de otros dioses, ese profeta morirá. (Deuteronomio 18:20)

¿Sabe usted lo delicado que es decir “Dios dijo”? Hoy en día esto se tiene como habitual en las iglesias. Hay un “ay” para aquellos que viven diciendo Dios dijo, engañando a su pueblo como los falsos profetas del antiguo testamento.

Aferrémonos a la palabra de Dios (la Biblia), ya que es la palabra “más segura”, más confiable y es infalible. No andemos creyendo en estos que hacen mercadería de la fe, lancémonos a Dios y su Palabra con todas nuestras fuerzas.

Compártelo:

This article has 3 Comments

  1. Perfecto muy bueno todo lo que se dice aquí …. Lamentablemente y tristemente muchos hoy en día en la iglesias evangélicas no practican ni enseñan que la BIBLIA ES SUFICIENTE y no necesitamos absolutamente nada mas…. y eso es un pecado muy grave, si yo me arrepentí de ser un borracho, adultero, fornicario, ect… también tengo que arrepentirme de no creer en LA SUFICIENCIA DE LAS ESCRITURAS porque eso es un pecado quizás mas grave que los anteriores mencionados.

  2. Vendrán falsos profetas que incluso engañaran a los creyentes, por qué tendrán comezón de oír; y esto se debe a que no estudiamos las sagradas escrituras, ya que la maldad del hombre se ha multiplicado y en mucho quieren justificar, engañar, beneficiarse de sus actos alejados de la palabra de Dios.
    Dios bendito, cuida a tu pueblo en estos últimos tiempos, danos sabiduría, discernimiento para comprender cuál es tu voluntad y dejemos de ver al hombre y nuevamente miremos hacia ti con un corazón limpio, ya que como tu palabra dice que nuestras mejores obras son como trapos llenos de inmundicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *