Escuela Bíblica sin duda alguna ha sido de bendición para la iglesia local, puesto que allí se enseña la Palabra de Dios a los creyentes y esto tiene una vital importancia. Algunos hermanos prefieren quedarse en casa estudiando por su propia cuenta, mas debemos recordar que pertenecemos a una comunidad cristiana y estamos para edificarnos los unos a los otros (1 Tesalonicenses 5:11). Nos preguntamos: ¿Por qué escuela bíblica es uno de los días menos importantes en la iglesia, cuando debería ser el más importante?

Mi pastor dijo una vez: “La escuela bíblica es el corazón de la iglesia”. Esto sí que es cierto, el conocimiento de la Palabra de Dios es la base de toda nuestra vida cristiana y si no manejamos los principios sencillos de cómo ser buenos cristianos nunca lo seremos y esto no lo encontramos en otro lugar que no sea la poderosa Palabra de Dios.  Es increíble y pareciese incierto  pero a muchos creyentes les parece aburrido leer sus Biblias y muchas veces por eso no van a escuela bíblica. La Biblia es el único lugar mediante el cual podemos conocer al Dios verdadero.

¿Te parece aburrido asistir a escuela bíblica? Debes cambiar de actitud. Hoy en día nosotros tenemos oportunidades que jamás se habían tenido con tanta libertad. La iglesia primitiva no disfrutó de tal bienestar, aunque sí hubieron momentos tranquilos; no obstante, pasaron muchos momentos difíciles: En el capítulo 4 de libro de Hechos Pedro y Juan padecen ante el concilio, Saulo persigue a la iglesia hasta la muerte (Hechos:8:3), el primer mártir cristiano “Esteban” ( Hechos 7), entre muchas otras cosas. ¿Qué más les podría decir? Ellos no gozaron de nuestro privilegio pero se mantenían unánimes en todo lo que hacían y la “Palabra de Dios crecía”(Hechos 6:7).

En los años 1500, donde empezó la reforma protestante a través del ilustre monje Martín Lutero, era imposible para el hombre común leer las Sagradas Escrituras y de igual manera no tenían la libertad de leerla, puesto que la iglesia católica tenía presa la Biblia. Pero Dios levantó a Martín Lutero el cual llevó el nuevo testamento alemán, ¿se imagina usted lo preciado que fue para ellos en aquel entonces el poder leer la Biblia y estudiarla juntos? Sin embargo, hoy en día nosotros gozamos de una libertad de culto que en ninguna otra época la iglesia disfrutó y muchas veces nos mostramos tan desinteresados frente a los tesoros que tenemos.

Hebreos 10:25 dice: 

No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

La palabra griega que se usa para “exhortación” es “Paraklésis” lo cual quiere decir: “confortar” o”consolación”. Y nótese algo aquí: Pablo no está hablando en particularidad, él está hablando a una comunidad y les dice que se conforten, que se consuelen, que se animen unos a otros. Y esto es obviamente a través de la palabra de Dios. En 1 Corintios 14 también Pablo habla sobre el uso de los dones en una “comunidad cristiana”.

Publicidad

Hermanos creyentes, hemos sido llamados a perseverar “juntos” en la palabra de Dios. No veas el día de escuela bíblica como el menos significante, míralo como tu universidad, no importa cuanto conocimiento tienes, pues te aseguro que hay algo que aún no sabes. Les invito a llenar los bancos desolados esos días y les aseguro que conocerán más al Dios de la Biblia.

Publicidad

Escrito por un maestro de Escuela Bíblica.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *