Romanos 8:28 es un versículo muy sacado de contexto en la actualidad. El versículo dice de la siguiente manera:

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Este versículo se ha interpretado de la siguiente forma: Si te pasa algo malo es porque viene algo mejor. Por ejemplo, si pierdes un trabajo es porque viene uno mejor. Si bien podría darse el caso, no es lo que el escritor de la carta a los romanos quiso decir.

La mayoría de los versículos que sacan de contexto se enfocan en nosotros, en nuestra prosperidad, en darnos fuerza y en nuestro bien personal. Dios nos ama eterna e incondicionalmente, y le gusta bendecirnos, pero no nos garantiza que nuestra vida será fácil o llena de abundancia. Esto es porque vivimos en un mundo caído, y hasta que Jesús regrese a redimir la creación, cosas malas pasarán, aún a la gente buena. Aún a gente de Dios. Con eso en mente, volvamos al texto.

Cuando en este versículo Pablo habla de “bien,” él está hablando acerca de la conformidad a la palabra de Dios, en vez de nuestro confort y prosperidad personal. Recuerda que Dios es la definición del bien. Él es el centro. El contexto de la Biblia completa es acerca de Él, sobre la importancia de seguir Su Palabra, de tener una buena relación con Él.

Publicidad

Tenemos la tendencia de tomar la Escritura como si fuera acerca de nosotros. No lo es, la Escritura es acerca de Él. Pero ese enfoque nos lleva a nuestro último bien, nuestra última felicidad y tesoro, que es estar con Dios para siempre, restaurados y sanados. Experimentaremos dificultades a través de nuestro camino en este mundo caído, pero Dios obra para acercarnos más a Él, y al hacer eso, nos da el último regalo, Él mismo.

Artículo anterior de nuestra serie de versículos fuera de contexto: Examinadlo todo, retened lo bueno

Publicidad

Artículo siguiente de nuestra serie de versículos fuera de contexto: “No toques al ungido de Jehová”

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *