Aunque la primera epístola que el Apóstol Pablo escribió los Corintios estaba en griego, este utilizó una palabra en arameo que utilizamos al día de hoy, y es la palabra Maranatha. A continuación veremos qué significa Maranata.

Publicidad

Maranatha (מרנא תא: μαρανα θα, maranâ thâ; o מרן אתא: μαραν αθα, maran athâ) es una transcripción griega de una expresión aramea que fue utilizada en 1 Corintios 16:22

El que no amare al Señor Jesucristo, sea anatema. El Señor viene.

Publicidad

La palabra original está compuesta por dos términos (“marán athá”) que quieren decir “El Señor viene”. La expresión solamente es usada en la Biblia en 1 Corintios 16:22 y parece que se usaba como un saludo para recordar la Segunda Venida de Cristo.

Anteriormente algunos suponían que esta era una maldición reforzada, pero esta idea ha sido contradicha por el modo en que se utilizaba la palabra en documentos antiguos, como, por ejemplo en «Constituciones Apostólicas», donde la palabra es usada de esta manera:

Reúnenos en tu Reino que tú has preparado. Maranata, Hosanna al Hijo de David; bendito el que viene en nombre del Señor, etc.

En cuanto a la razón de por qué se usaba esta expresión, lo más probable es que fuera una expresión corriente entre los cristianos primitivos, que incluía la consumación de sus deseos.

Al principio el título Marana o Maran, utilizado al dirigirse a Cristo y al referirse a él, no era otra cosa que la respetuosa designación del Maestro por parte de los discípulos». Después de su resurrección utilizaron el título para dirigirse o referirse a él como aplicado a Dios, «pero se tiene que recordar aquí que los judíos de habla aramea no designaban a Dios como «Señor» excepto de manera excepcional; de forma que en la sección «hebrea» de los cristianos judíos la expresión «nuestro Señor» (Marana) se usaba solo con referencia a Cristo. (Dalman, “The Words of Jesus”)

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *