Escuchamos muchas personas al día de hoy predicar con diferentes clichés: “Cristo viene pronto” “acepta a Cristo porque Él puede venir en cualquier momento”, y muchos otros más. Pero, ¿es cierto que Cristo puede venir en cualquier momento? ¿Qué nos dice la Biblia sobre esto?

Publicidad

Es cierto que el día y la hora nadie lo sabrá:

Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.

Mateo 24:36

Y de que Cristo viene por su iglesia, Él viene, y creemos y sostenemos esto con todas nuestras fuerzas, pero no es como muchos predicadores de hoy lo pintan, intentando crear con psicología astuta un miedo en las personas para que confiesen algo que ellos no aún no desean. Veamos lo que dijo el mismo Jesús sobre la señal de su venida y los tiempos finales:

Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?

Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.

Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.

Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.

Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.

Y todo esto será principio de dolores.

Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.

10 Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.

11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos;

12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.

13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),

16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes.

17 El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa;

18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa.

19 Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días!

20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo;[a]

21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.

22 Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.

23 Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis.

24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.

25 Ya os lo he dicho antes.

26 Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.

27 Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.

28 Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.

Mateo 24:3-28

Al leer todos estos versos nos damos cuenta que antes de la segunda venida del Cristo deben suceder algunos eventos, ejemplo: guerra, rumores de guerra, falsos profetas y maestros, falsos cristos, predicación del evangelio a todo el mundo (todavía faltan miles de idiomas a los cuales no se ha traducido la Biblia), padecimiento de la iglesia (gran tribulación), entre otras cosas más. Es cierto que al día de hoy se han cumplido muchas de esas cosas que hemos mencionado, pero no podemos interpretar este pasaje dejando fuera lo que también dice 2ª Tesalonicenses 2:

Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,

el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.

2ª Tesalonicenses 2:3-4

Publicidad

Aquí Pablo nos dice algo muy importante y es que Cristo no vendrá sin que antes se manifieste el hombre de pecado, el cual es el anticristo. ¿Cristo puede venir en cualquier momento al punto de decir que puede venir en unos minutos? De ninguna manera, pues “no vendrá sin que antes se manifieste el hombre de pecado”.

Volvamos a Mateo 24:

29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas.

30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.

Mateo 24:29-30

Con estos dos versículos de Mateo 24 completamos todo: primero acontecerá todas las cosas antes mencionadas, en un período de tiempo se manifestará el anticristo y entonces luego de todas esas cosas o luego de la tribulación de aquellos días aparecerá la señal del Hijo del Hombre, Cristo viniendo a buscar a su iglesia en gloria y majestad.

¿Cristo viene pronto? Claro que sí y de que viene viene, mas no como usamos todos esos clichés al día de hoy, sino que antes de su venida tienen que acontecer todas estas cosas, debe cumplirse la profecía bíblica completa y al pie de la letra.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *