En nuestro día a día usamos ciertos versículos bíblicos incorrectamente, ya que los tomamos aislados, sin leer el capítulo completo, olvidando así el contexto del mismo. Este es el primer artículo de una serie en la que estaremos hablando de versículos bíblicos que a menudo sacamos de contexto.

De los versículos más sacados de contexto, Filipenses 4:13 es el que lidera la lista. A continuación analizaremos el contexto del versículo, descubriendo así a qué se refería el Apóstol cuando dijo “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.

Filipenses 4:13 – Todo lo puedo en Cristo que me fortalece

Cuando alguien nos quiere desalentar en el logro de alguna meta, citamos Filipenses 4:13 para indicar que en Cristo podemos lograr las metas que nos propongamos. Pero este versículo, así solo, crudo, sacado de su contexto, hasta parece una licencia para hacer lo que uno quiera, pero no es así.

Entonces, ¿a qué se refería el Apóstol cuando usó esa expresión?. Cuando lees Filipenses 4 comenzando en el versículo 10, te das cuenta que no se refería a eso. A lo que se refiere es a que él sabía vivir tanto en la escasez como en la abundancia:

10 En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mí; de lo cual también estabais solícitos, pero os faltaba la oportunidad.

Publicidad

11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.

12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.

13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

14 Sin embargo, bien hicisteis en participar conmigo en mi tribulación.

15 Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos;

16 pues aun a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades.

17 No es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunde en vuestra cuenta.

18 Pero todo lo he recibido, y tengo abundancia; estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios.

19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

20 Al Dios y Padre nuestro sea gloria por los siglos de los siglos. Amén

Como has acabado de leer, el Apóstol estaba pasando por una gran necesidad y estaba agradeciendo a los Filipenses por sus ayudas, aclarando que él sabía estar contento, tanto en la abundancia como en la escasez. Él estaba enseñado en todo y por todo, estaba entrenado tanto para estar saciado como para tener hambre, tanto para tener abundancia como para tener necesidad, y esas son todas las cosas que él podía en Cristo que lo fortalecía.

De manera que, el verdadero significado de Filipenses 4:13 es que cualquiera que sea la situación por la que estés pasando, Cristo te da la fuerza para poder vencer. Si estás en pruebas, Cristo te fortalece para vencer. Si estás en bendición, Cristo te sigue dando las fuerzas para estar contento en Él.

Publicidad

Próximo artículo de la serie: ¿Donde hay dos o tres congregados en su nombre ahí está Él?

Compártelo:

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *