¿Alguna vez has estado pidiendo y has tenido la impresión de que Dios no te escucha? Ya habíamos tratado sobre esto en un artículo anterior titulado. Tres preguntas que debe hacerse cuando Dios parece silencioso.

Más adelante en este mismo artículo te mostramos nueve pasajes bíblicos que te demostrarán que Dios sí está escuchando las peticiones de tu corazón aunque pienses que no. Esperamos que sea de gran bendición y que lo compartas.

Marcos 11:24

Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.

1ª Juan 5:14-15

Publicidad

14 Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.

15 Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

Juan 15:7

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.

Mateo 7:7-8

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.

Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

Hebreos 11:6

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Salmos 37:4

Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Jeremías 29:12

 Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré;

Publicidad

Juan 16:23-24

23 En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará.

24 Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.

Mateo 18:19

Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *