paul washer

Para mí es muy importante hablar sobre los grandes reformadores de la historia, ya que ellos pertenecen a nuestra historia, pero algo que debemos entender es que en la historia de la iglesia nadie es más importante que Jesucristo mismo, puesto que Él es la piedra angular, el sostén, la cimiente, el baluarte, Él es lo que ha sostenido a la iglesia misma. Sin su muerte y resurección en la cruz, entonces no tendríamos ninguna historia que contar.

Jesucristo es el inicio de la historia de la iglesia, en esta historia Él es el personaje más importante, por lo tanto, nos tomaremos un tiempo hablando de este ser.

En nuestros tiempos estamos viendo una reforma en diferentes partes del mundo, muchos jóvenes están citando a los grandes reformadores del pasado, están volviendo a las doctrinas bíblicas, y a la verdad esta es una era maravillosa. Pero algo que debemos entender es que no hay nadie más importante que Jesucristo y esto es uno de los grandes pilares de la reforma protestante, reconocer que solo Cristo es el Señor y que Él es el personaje principal en toda la historia de la la iglesia. No Martín Lutero, no Juan Calvino, ni Wesley y todos los demás, Jesucristo es la esencia de toda la verdad central del evangelio, sin Él no hay evangelio.

A veces escucho tantas personas predicar y no saben apreciar la hermosura de Cristo en su sermón. Creo que todo el antiguo y nuevo testamento están fundamentados en la persona de Jesucristo y que en nuestros sermones la persona que debe lucir en lo absoluto es Jesucristo.

Muchas veces como iglesia perdemos el norte de cada cosa, le damos más importancia a algunas cosas que a lo que en realidad merece toda la importancia.

Una vez conversaba con un amigo y le decía la forma tan dinámica en que están predicando los predicadores, con eso de acnédotas, cuentos, fábulas, métodos y un montón de cosas nuevas siemplemente por el hecho de hacer que los hermanos no se duerman en el sermón. Esta persona me dijo que es correcto que se haga esto, y eso me dejó muy triste, el saber que para muchos predicadores Cristo no es suficiente, por lo cual tienen que recurrir a fábulas y un montón de cosas “nuevas” para que los hermanos no se duerman.

Digo: Si el sermón de la Biblia te parece aburrido, entonces no te interesa Dios y su gloria y por eso es que te aburres.

Publicidad

Ahora, tenemos una pregunta esencial: ¿Quién fue Jesús?

Toda la Escritura nos habla de Jesús y su poderío, por lo cual creo que la Biblia nos habla por sí misma de la persona de Jesús. Veamos algunos versos a continuación:

-Autor y consumador de la fe

Hebreos 12:2

Puestos los ojos en[a] Jesús, el autor y consumador[b] de la fe, quien por el gozo puesto delante de El soportó la cruz, despreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.

-El blanco perfecto de Dios para darnos salvación

Isaías 53:5

Pero El fue herido (traspasado) por nuestras transgresiones,
Molido por nuestras iniquidades.
El castigo, por nuestra paz[a], cayó sobre El,
Y por Sus heridas (llagas) hemos sido sanados.

-El único salvador del mundo

Hechos 4:12

En ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser[a] salvos.”

Publicidad

-El es la vid verdera

Juan 15:1

Yo soy la vid verdadera, y Mi Padre es el viñador.

-El es la luz del mundo

Juan 8:12

Jesús les habló otra vez, diciendo: “Yo soy la Luz del mundo; el que Me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la Luz de la vida.”

– El es el nuevo pacto

Juan 3:16

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo unigénito (único), para que todo aquél que cree en El, no se pierda, sino que tenga vida eterna.

Compártelo:

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *