paul washer fuerte mensaje

Publicidad

Muchos de nuestros jóvenes en las iglesias quieren iniciar una relación romantica con una joven, ellos quieren tener compañia femenina, sin embargo, muchos de esos jóvenes ni siquiera están preparados, ellos solo quieren compañía y nada más. Solo piensan en comprar un buen carro, unos buenos tenis, pero no piensan en un futuro con esa joven, en una casa y todo lo demás.

Estas son algunas palabras de Paul Washer:

Si mi hijo quisiera ir… él tiene 16 años, y quisiera estar solo con una chica en algún lugar, se lo prohibiría. Y si alguien me dice y me pregunta: ¿cuál es el problema, acaso no confías en tú hijo? Le diría, bueno NO, yo no confío en mi hijo -¿y por qué no confías en tú hijo? porque yo ni siquiera confío en su padre… ahora escúchenme: hay una razón por la cual mi hijo está conmigo, si él no estuviera conmigo, alguien de mi equipo estaría. Yo nunca voy a ningún lado solo, siempre tengo un testigo, nunca voy a ningún lado solo. Yo no confío en las circunstancias, no confío en el diablo, no confío ni en mí, pongo paredes en todo lado, me protejo a mí mismo con sabiduría, pero el principio es que se cuán frágiles somos todos los hombres.

Los jóvenes a veces piensan que son muy fuertes, piensan que tienen más control del que realmente tienen, creo que los jóvenes tienen que conocerse en la iglesia, creo que tiene que haber relaciones interpersonales, diversión y toda clase de cosas, pero cuando llegas al punto de tomar a alguien seriamente, románticamente, como la posibilidad de que sea tú esposa, o algo, o tú esposo, quiero que aprendan a proceder con una gran cautela, con mucha cautela.

Jovencito, ten en cuenta esto, no importa si le dices a una chica 14 veces al día “solo somos amigos”, ella no te va a creer si la pasas llamando todo el tiempo. Ten cuidado como manejas los corazones hombre joven, sé muy cuidadoso…

Publicidad

Mediante el siguiente video pueden continuar leyendo el mensaje de Paul Washer. Esperamos que les sea una bendición y que puedan compartirlo con otras personas:

Compártelo:

This article has 2 Comments

  1. con la sabiduria de Dios se puede educar y disciplinar a un hijo, esa garn labor empieza en casa y con el buen sacerdocio, el del padre, gracias Paul Washer, todas tus predicaciones hacer ver nuestra condicion de hombres debiles ante
    un Dios, misericordioso y fuerte. el todopoderoso te siga dando fuerzas como las del bufalo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *