El punto del videojuego Pokemon Go, además de la captura de Pokémones, es salir y explorar puntos de interés locales. Y para las personas que viven cerca de Iglesia Bautista de Westboro, resulta que el lugar de esta iglesia, propensa a demanda por sus mensajes anti-LGBT, es en un gimnasio Pokémon.

Por eso, un jugador tomó el control del gimnasio Pokémon y plantó un Clefairy con el nombre “LoveIsLove”:

Publicidad

love is love pokemon go

Luego de ver esto, la iglesia montó una campaña virtual para reclamar lo que es virtualmente suyo:

Publicidad

(@CGBPosts: El Gimnasio de la Iglesia Bautista de Westboro está controlado por un Clefairy llamado LOVEISLOVE.” ¡¡No por mucho!!)

La Iglesia envió varios tuits con el Pokemon Jigglypuff, tratando de atraer a los jugadores de Pokémon. El tweet muestra una imagen de Jigglypuff sosteniendo un cartel que dice “arrepentiéntanse o perezcan” y el tweet tiene el subtítulo con “Pokemon Go and Sin No More.” (Pokemon Ve y no peques más).

En una entrevista con USA Today, el anciando de la iglesia Steve Drain dijo que la ubicación de la iglesia como gimnasio pokémon es una gran oportunidad de expandir su mensaje a una joven generación:

“Esta pequeña iglesia, tan despreciada y vilipendiada como somos, la ubicación de esta iglesia será inmortalizada por toda la eternidad,” insistió. “Estamos dispuestos por la gracia de Dios a decir que la homosexualidad está mal, y eso es lo que hemos sabido, aunque predicamos todo el consejo de Dios.”

Dijo que simplemente están tratando de hablar cualquier lenguaje que vaya llegar a la gente.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *