pobre

En las iglesias se nos enseña mucho sobre el ofrendar, también se habla de los diezmos y hoy en día existe el debate de que si es obligatorio diezmar o no. Pero hay un punto que no es tan discutido y que muchas veces pasamos por alto: dar a los pobres. Ayudar a los pobres, ya sea monetariamente, con alimentos, vestido o refugio es un mandato bíblico. A continuación les mostramos ocho versículos bíblicos sobre ayudar al necesitado:

Salmos 41:1

Bienaventurado el que piensa en el pobre; En el día malo lo librará Jehová.

Proverbios 19:17

A Jehová presta el que da al pobre, Y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar.

Isaías 58:7

¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano?

Isaías 58:10

Publicidad

y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía.

Mateo 5:42

Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses.

Lucas 14:13-14

Mas cuando hagas banquete, llama a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos; y serás bienaventurado; porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la resurrección de los justos.

Lucas 21:3-4

Publicidad

Y dijo: En verdad os digo, que esta viuda pobre echó más que todos. Porque todos aquéllos echaron para las ofrendas de Dios de lo que les sobra; mas ésta, de su pobreza echó todo el sustento que tenía.

Hebreos 13:16

Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *