porque debo memorizar la biblia

Es de gran importancia memorizar las Sagradas Escrituras, puesto que nos servirá para fortalecer nuestra fe en muchas de las situaciones en las que nos podamos ver envueltos. A través de memorizar lo que dice la Biblia podemos combatir muchos dardos del enemigo, puesto que en momentos así vienen a nuestras memoria versos que hayamos leído anteriormente y nos hacen recordar que nuestro Creador está de nuestro lado.

Publicidad

El apostol Pablo dijo:

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros”.

Filipenses 4:8-9

¿Cómo vamos a guardar aquello que Dios demanda de nosotros si no memorizamos lo que dice la Biblia? Hay un mandato muy especial que Dios le dá a Josué, en el cual le dice:  “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”. Lo mandó a “meditar” de día y de noche en el libro de la ley. Meditar es reconocer mentalmente algún contenido, entonces diríamos que Dios mandó a Josué a memorizar el libro de la ley, con el fin de que tuviera presente en su caminar todo lo allí escrito.

Nosotros también debemos memorizar las escrituras, para que en nuestro caminar, en nuestro diario vivir, tengamos presente la voluntad de Dios en nuestras vidas. Satanás siempre empleará medios para querer destruirnos, incluso, la misma Biblia. Podemos encontrar en las escrituras un caso muy especial que sucedió con el Maestro:

Mateo Capítulo 4

1  Después de esto, el Espíritu llevó a Jesús al desierto para que el diablo lo pusiera a prueba. Jesús ayunó cuarenta días y cuarenta noches, y al final sintió hambre. Entonces se le acercó el diablo y le dijo:

— Si de veras eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.

Jesús le contestó:

— Las Escrituras dicen: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra pronunciada por Dios.

El diablo lo llevó luego a la ciudad santa, lo subió al alero del Templo y le dijo:

— Si de veras eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque dicen las Escrituras: Dios ordenará a sus ángeles que cuiden de ti y te tomen en sus manos para que tu pie no tropiece con ninguna piedra.

Jesús le contestó:

— También dicen las Escrituras: No pondrás a prueba al Señor tu Dios.

De nuevo el diablo lo llevó a un monte muy alto y, mostrándole todas las naciones del mundo y su esplendor, le dijo:

— Yo te daré todo esto si te arrodillas ante mí y me adoras.

10 Pero Jesús le replicó:

Publicidad

— Vete de aquí, Satanás, pues dicen las Escrituras: Al Señor tu Dios adorarás ysólo a él darás culto.

11 El diablo se apartó entonces de Jesús, y llegaron los ángeles para servirle.

Vemos de la manera que satanás usa las mismas Escrituras para tentar a Jesús y de la misma forma Jesús usa las Escrituras para combatirlo en el desierto, entonces, la pregunta es: ¿Debo memorizar las escrituras? Pues, en este pasaje vemos su gran importancia. ¿Qué respuesta daremos a diferentes enfrentamientos contra el enemigo, si no memorizamos las escrituras? ¿Cómo combatimos a personas que vienen a querer introducirnos falsas doctrinas mediante versículos bíblicos sacados de contexto?

Que este texto arroje luz a todo nuestro ser y podamos comprender que para el creyente es de gran importancia memorizar las Escrituras.

Compártelo:

This article has 1 Comment

  1. Aleluya!!!, es verdad y asi la poderosa palabra de Dios estará presente en nuestras mentes cada dia de nuestra vida y luego bajarla al corazón y ponerla en práctica. El apóstol Pablo tambien nos dice en Colosenses 3:16,
    “la palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantndo con gracia en buestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales”.
    Y cuanto mas sepamos de Su palabra, más le conocemos a Él. Animo mis hermanos que si podemos memorizarla con Su ayuda, Filipenses 4:13.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *