46647-656-302

(www.bibliatodo.com) Para muchos cristianos evangélicos en los EE.UU., la oposición a la expresión física de la homosexualidad es, literalmente, un artículo de fe.  Para la mayoría, el movimiento en denominaciones liberales de incorporar y aceptar el matrimonio gay como permisible y normal es horrible.

Sin embargo, la cultura occidental en general se está moviendo inexorablemente hacia una mayor aceptación. Después de una batalla amargamente disputada, la Corte Suprema de Estados Unidos declaró el matrimonio entre personas del mismo sexo legal. Otros países, como el Reino Unido, ya habían promulgado esta ley.

Ahora, un informe de la respetada organización de encuestas Pew Research ha indicado lo que los observadores habían sospechado: que las iglesias no eran inmunes a los cambios de actitudes en la cultura en general.

Al parecer la cultura esta afectando los fundamentos bíblicos de la iglesia evangélica, mientras que algunas iglesias mantienen los valores bíblicos respecto al tema de la homosexualidad, otras confunden el hecho de abrir las puertas al pecador con el hecho de ajustarse y dejarse moldear por la cultura al punto que sea posible en algún momento practicar este tipo de relaciones.

En Norteamérica se suscita un problema a este enfoque, para el estadounidense no hay diferencia entre acoger, ayudar, mostrar el amor de Dios que afirmar, aceptar y dar por hecho y correcto una ley tan antinatural como el matrimonio gay. Esto lleva a que la conducta homosexual comience a verse como normal dentro de las misma iglesias.

Publicidad

Si bien esta visión permite que estas Iglesias sigan teniendo una relación pastoral con la comunidad gay en gran medida negada a los evangélicos conservadores, estos últimos sostienen que va en contra del sentido de las Escrituras.

Publicidad

Los evangélicos en los EE.UU. – y en el Reino Unido – se enfrentan a situaciones difíciles cada año. Las Iglesias que siguen a predicando un rechazo de la línea dura hacia los  homosexuales y personas transgénero serán cada vez más independiente de la cultura en general.

En los ultimos meses diferentes denominaciones de iglesias evangélicas han tomado una direccion preocupante en la que dan la bienvenida a los homosexuales mas no afirman su aceptación al matrimonio gay. Lamentablemente se estan adaptando a los intereses políticos y sociales para mantener un status, convirtiéndose en portavoz de la aceptación de las leyes homosexuales.

Compártelo:

This article has 3 Comments

  1. Dios es claro y radical en todo, no deja espacio a la posibilidad,creo que es tiempo de que la verdadera iglesia,predique la palabra,sin sutilezas ni tapujos,aunque provoque una persecución.sería emocionante manifestarnos en contra de la mentira y a favor de la unica verdad absoluta,su bendita PALABRA.D.l.b

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *