Golden State Campeon

Creo que de esta serie y más aun del ultimo juego podemos sacar una buena percepción acerca del tema, de tal manera que podemos ver unas que otras situaciones dadas en el equipo de Golden State que fueron piezas claves para ellos poder llegar al triunfo y que nosotros como cristianos deberíamos tener en cuenta algunas de estas cosas.

El equipo de Golden State con esta corona suman su cuarto título de la liga, luego de haber obtenido su último campeonato en el año 1975.

Estaríamos hablando de 40 años sin ver triunfo, pero estos jugadores marcaron la diferencia por su estilo de juego, ahora bien, quisiera traer a colación el por qué de mi comparación con este tema tan mencionado en estas últimas horas y la vida del creyente.

Publicidad

La pasión por obtener la victoria

A pesar de que el equipo campeón tenia 40 años sin ver una victoria, en esta serie ellos tenían la pasión por ganar, y darían el todo por el todo para ganarla, la pregunta para usted querido hermano creyente es la siguiente: ¿Lucha usted con el mismo anhelo y fervor por las cosas espirituales? Este es el gran punto comparativo con la fe de cada creyente en nuestros días, y creo que podemos sacar una buena parte de esto y es que debemos de trabajar con pasión para con Dios, debemos de dar el todo por el todo por obtener un objetivo, y en este caso tenemos el objetivo de obtener en una corona en el reino de los cielos. Amado creyente, ¿esta usted siendo apasionado mas por las cosas terrenales que por las celestiales?

Publicidad

“A la verdad estos atletas juegan para llevar un trofeo en sus brazos, mas nosotros luchamos por obtener una corona que nunca se corrompe”.

El trabajo en equipo

Quizás suene un poco motivacional para usted el trabajo en conjunto o trabajo en equipo, pero esta fue exactamente la clave del equipo victorioso, si, “el trabajo en equipo”, de la misma manera tenemos que trabajar en la obra de Dios como un solo equipo ayudándonos cada uno según nuestras necesidades, trabajando para triunfar en cualquier obra que vayamos a prender.

Hechos cap. 2:1: Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos.

Aunque nos parezca motivacional, también podemos sacarle el lado bueno, de unir fuerzas y apuntar hacia un objetivo trabajando juntos así como la iglesia primitiva.

No desmayar en los momentos difíciles

En el último minuto de este juego se vio un momento donde estuvo de 4 puntos para alcanzar al equipo victorioso, sin embargo, todo el equipo a una estaba decidido a ganar el juego. De la misma forma llegan momentos difíciles para el creyente, a la verdad estos jugadores creen más en su autoestima que en cualquier otra cosa, mas usted y yo creemos y confiamos plenamente en un ser que nunca nos falla, nuestra valentía en estos momentos debe de ser mucho más grande que la de estos atletas. Recordemos el relato del libro de Nehemías cuando él vio que los muros estaban caídos, él tomó actitud y ánimo y no dio todo por destruido.

Uno de mis propósitos en este articulo es dar a entender como estos atletas luchan por un premio que se corrompe, y ellos lo hacen con mucha entrega, se la pasan entrenando año tras año para llegar a ser el ganador, sin embargo, usted y yo ¿Qué damos por este glorioso evangelio?

Que nuestra pasión por las cosas celestiales no sea más baja que la pasión de estos jugadores por las cosas terrenales.

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *