Manny Pacquiao

Creció en Filipinas y debido a sus condiciones de pobreza tuvo que comenzar a trabajar a temprana edad para ayudar a su mamá tras su divorcio. A la edad de 14 comenzó a pelear, subiendo en los rankings hasta llegar a ganar 10 títulos mundiales. Pero la fe en Jesucristo del actual campeón peso welter de la Organización Mundial de Boxeo es lo que lo distingue.

Dios tiene un propósito. Me trajo de regreso a su reino para usarme para glorificar su nombre, para dejarle saber a la gente que hay un Dios que puede subir a la gente de nada a algo.

Sorprendentemente, él y el mariscal de campo Tim Tebow han señalado crecieron en la misma ciudad en la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas.

Crecido como Católico Romano, Manny Pacquiao se extravió de la iglesia inmediatamente rozó la fama en su carrera como boxeador.

Iba a la iglesia los domingos, pero de lunes a sábado estaba en el bar bebiendo. Estaba jugando. Palabras descuidadas salían de mi boga. Cometía adulterio. No me importaba.

Publicidad

Pero un día leyó una carta que se apoderó de su corazón:

Publicidad

Recibí una carta de mi mamá diciendo que mi hermana dejó de ir a la escuela porque dejé de enviarle dinero. Lloré, culpándome a mi mismo por gastar todo el dinero en alcohol.

Esa misma noche en 2011, no mucho después de su tercera pelea con Juan Manuel Marquez, Dios visitó a Manny Pacquiao en un poderoso sueño.

Escuché la voz de Dios en mi sueño. Su voz fue diez veces más fuerte que el trueno. me dijo, “Hijo mío, hijo mío, ¿por qué te has ido por el mal camino?

En el sueño, desarrollado en un hermoso bosque en medio de flores, también vio dos ángeles, de acuerdo con The Blaze:

Cuando escuché la voz de Dios sentí como que morí. Estaba en el medio del bosque y yo estaba de rodillas y rezando con mi cara en la tierray vi una luz, una luz muy blancay escuché la voz.

Compártelo:

This article has 3 Comments

  1. Es bueno lo que él habla de Dios y la manera como se expresaban y las buenas obras que hace, no dudo de su Sueño y lo que él cuenta, pero lo que si sé es que lo que escucha express el Sueño es una vil y gran mentira del diablo, Dios hoy dia no habla de esa manera, lo dice (Galatas 1 : 6-10) Tampoco es un hijo de Dios (San Juan 1:12-13 ) si alguien, cualquiera que sea obedece a sueños, visiones u otra cosa que no esta escrita en el nuevo testamento, esta perdido. Es necesario obedecer al evangelio antes que nada. Esto va para todos. Un hijo de llega a ser aquel que oye el evangelio, (Marcos 16 : 15, cree al evangelio, Marcos 16 : 16; se arrepiente de todos sus pecados, (Lucas 13 : 3; Hechos 17:30; confiesa con su boca, Romanos 10 : 9-10; se bautiza para perdón de los pecados y recibir el don del Espiritu Santo ( Hechos 2 : 38; 22 : 16 y permanece fiel, en perfecta obediencia a la doctrina de Cristo (2 Juan 1 : 9; Mateo 24: 13 )
    Esto es lo que debe hacer todo aquel que quiera ser salvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *