Dejados atrás

Publicidad

Los productores del remake de la película “Dejados atrás” del 2014 anunciaron que harán una secuela de esta película apocalíptica, contando lo que pasa en esta historia después del rapto.

El productor de Dejados Atrás, Paul Lalonde, contó a The Christian Post:

Estamos viviendo en los últimos días y si el rapto ocurriera hoy, hay muchas personas que no estarían listas.

Publicidad

Por eso que necesitamos completar la historia tan pronto como sea posible con Dejados atrás 2. Pero, si queremos tener el control de nuestra historia, vamos a financiar la película independientemente otra vez. Todos hemos visto qué le pasa a las historias cristianas basadas en la Biblia cuando Hollywood toma el control. Ellos cambian el significado fundamental de la Palabra de Dios y hacen un hacen una burla de la fe cristiana. Con la ayuda de donantes para una campaña no dejaremos que eso pase con Dejados Atrás 2.

Para financiar la fase de pre-producción, se ha levantado una campaña de financiamiento en Indiegogo, que al momento de escribir esta nota ha recaudado $29,013 de los of $500,000 dólares que se necesitan. Los productores esperan tener Left Behind 2 lista para el verano del 2016. Todavía no se tiene información de quiénes estarán protagonizando esta película.

Los filmes Dejados Atrás son una adaptación de una serie de libros con el mismo nombre, escritos por Tim LaHaye y Jerry B. Jenkins. La versión Dejados Atrás del 2014 es un remake de la película del mismo título del 2002 y fue protagonizada por Nicolas Cage, cuya participación trajo controversias, ya que los fans preguntaban por qué se le dio el papel principal a Nicolas Cage si él no es cristiano, a lo que Paul Lalonde respondió que la fe de Cage está entre él y Dios:

He dicho antes que MUCHOS cristianos que conozco no tienen stickers ‘Yo amo a Jesús’ en sus bumpers y especialmente en el mundo del entretenimiento, hay muchos actores cristianos que han escogido mantener su fe personal como un asunto privado. Así que mientras puedes desear que alguien exprese abiertamente su fe, debemos ser muy cuidadosos al declarar quién es creyente y quién no. Eso está entre ellos y Dios.

Compártelo:

This article has 2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *