Sudario
El osario de Santiago con inscripción (foto:LORI WOODALL)

Un geólogo israelí  cree haber encontrado la tumba de Jesús en Jerusalén, donde supuestamente también enterraron un supuesto hijo con él.

Luego de 150 pruebas químicas, el cineasta-periodista Canadiense-Israelí Simcha Jacobovici y el geoarqueólogo Aryeh Shimron afirman que han alcanzado un gran avance científico con implicaciones teológicas.

Publicidad

En estas últimas ha habido disputas arqueológicas y teológicas incesantes sobre restos descubiertos en Jerusalén durante el siglo XX. Estamos hablando de hallazgos con inscripciones que supuestamente indican que Jesús de Nazaret se casó y tuvo un hijo. Luego de las pruebas que les mencionamos anteriormente, Shimron y Jacobovici dicen que pudieron conectar el osario de Santiago (que fue anunciado en el 2002 y contiene inscripciones que hacen referencia al entierro de Jesús) con la disputada tumba de la familia de Jesús.

Según un coleccionista israelí el osario cuya inscripción dice “Santiago, hijo de José, hermano de Jesús”, fue comprado a un comerciante en Jerusalén, en los años 1970. Otra cripta fue hallada en 1980 y bautizada ‘Tumba de los Diez Osarios’, ya que tenía inscripciones con los nombres María, Jesús y otros asociados al Nuevo Testamento. Jacobovici sugirió que se trataba de la cripta de Jesús y su familia.

El geólogo Aryeh Shimron dice haber encontrado la conexión entre estos dos hallazgos (el osario y la tumba) mediante la identificación de la relación geoquímica entre elementos específicos que se encontraron en las muestras recogidas de ambas criptas. El geólogo sugiere que el osario de Santiago formaba parte de la Tumba de los Diez Osarios:

Este hallazgo pone de manifiesto que el osario de Santiago es auténtico y la Tumba de los Diez Osarios de hecho pertenece a la familia de Jesús de Nazaret

De esta manera, el descubrimiento, según la opinión de Shimron y Jacobovici, prueba que Jesús fue enterrado en Jerusalén junto con otras nueve personas, una de ellas es “Judá, hijo de Jesús“, otra es su supuesta esposa, “María”.

Publicidad

Los huesos en la tumba estaban en cajas llamadas osarios. Se han descubierto tres mil osarios tres mil osarios del período del Segundo Templo. Dos mil de ellos están en posesión de la Autoridad de Antigüedades y el resto son propiedad privada, muchos vendidos por vendedores en la Vieja Ciudad.

Un 20 por ciento de los osarios posee inscripciones. Se han encontrado numerosas inscripciones que encajan con la historia de Jesús. Un osario tenía la inscripción “Jesús hijo de José.” Al lado de él “María,” “José,” otra “María,” “Yose” (nombre asociado al hermano de Jesús), “Mateo” y el más controversial de todos – “Judá, hijo de Jesús”. Estas reliquias han estado por 16 años en la Autoridad de Antigüedades sin reportar y desatendidas debido a la falta de pruebas que respalden su posible significado. Después de todo, esos nombres eran muy comunes en esa época.

Jacobovici produjo un documental al respecto, y fue donde un estadístico de la Universidad de Toronto, que le dijo que esos nombres separados constituyen el 8% de la población. Pero de esa población con nombres comunes un porcentaje muy pequeño tenía una madre llamada María y un hermano llamado José. Jacobovici estaba seguro que había algo más ahí. Así que comenzó a analizar y hacer pruebas en busca de pistas para probar o descartar la conexión con el Nuevo Testamento.

Pero esto no se queda aquí. Miren qué más dice Jacobovici:

Pero había algo aquí que se volvía teológicamente molesto para los cristianos. Muchas personas que creen que Jesús espiritualmente subió al cielo. Sin embargo, muchos otros creen que él se levantó, salió de la tumba, y se fue físicamente. Pero ahora hay una caja de huesos aquí con su tumba, eso no es bueno.

la tumba

En respuesta a estos hallazgos, el Prof. James Tabor de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte dijo que los estudiadntes debe tomar este tipo de descubrimientos como datos históricos. Piensa que los arqueólogos, geólogos y estudiantes deben seguir buscando hechos y verdades:

Si la tumba de Jesús fue encontrada, los procedimientos no serían diferentes que el descubrimiento de cualquier otra tumba. Pero en el caso de Jesús todo cambia, porque él es como una figura de pararrayos para muchos – porque si encuentras los huesos de Jesús en una tumba, entonces no resucitó.

Estos “descubrimientos” podrían ser de preocupación para Evangélicos, Protestantes, Romanos Católicos, hasta para el Vaticano, debido a su contradicción con la fe. El Profesor Tabor termina diciendo:

Hay muchos cristianos modernos que ven la resurrección más espiritual, y como un evento histórico histórico y científico que no amenaza la fe. Pero para la mayoría es muy controversial, seamos sinceros. Con el osario de Santiago agregado a la mezcla, pone la probabilidad de que la tumba sea real hasta un 99%. El osario dice  ‘Santiago hijo de José hermano de Jesús. No necesariamente contradice contradice hallazgos bíblicos pero sí contradice más la fe.

Fuente: Geologists claim stats, science prove Jesus buried in Jerusalem with wife and supposed son (The Jerusalem Post)

Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *