Falda escolar

La madre de una estudiante de término del bachillerato del Liceo Experimental de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Amelia Ricart Calventi, denunció que a la joven se le estaban violado todos sus derechos en el plantel educativo, por oponerse a usar pantalones como parte del uniforme de dicha escuela. La familia de la joven es cristiana y en su iglesia las mujeres no usan pantalones.

Según la madre de la joven, la directora del plantel aisló a la estudiante en la biblioteca de la escuela, donde la joven ha sido objeto de bulling, maltrato sicológico, discriminación religiosa y otros vejámenes, por oponerse a usar pantalones e ir correctamente vestida con su falda. Ante la denuncia de la madre, la directora ha apuntado que no viola ninguna regla moral o de derecho, pero sí alegadas reglas internas del plantel educativo.

Publicidad

Luego de haber agotado todo los medios amigables y de conciliación, con la directora, la familia llevó el caso a los tribunales, los cuales emitieron un fallo a favor de la joven: La Primera Sala del Tribunal Superior Administrativo ordenó al liceo permitir que la estudiante asista a clases vistiendo la falda correspondiente al año escolar mientras se conozca una acción de amparo en contra de la medida reglamentaria que obliga a las alumnas a usar pantalones. Además se le impuso un astreinte de RD$1,000 diarios a la directora, en caso de que incumpla la sentencia.

Opinión

He leído en la red muchas posturas respecto a este caso. Un grupo entiende que la escuela violaba los derechos fundamentales de la joven y que debía permitirle su falda. Otro grupo entiende que las reglas internas hay que respetarlas y que ella debía usar pantalones o inscribirse en otro plantel educativo donde sí permitan falda, pero hay un dato que no está siendo tomado en cuenta a la hora de emitir una opinión como esa.

Publicidad

Según este artículo de Diario Libre, la estudiante ha estado matriculada en el liceo desde el inicio del bachillerato, en el 2012, y en esa ocasión el uniforme era falda y blusa. Desde el 2015 (a mitad de año escolar) es que la junta directiva ha notificado su reglamento interno en relación al uniforme que deben utilizar los estudiantes, imponiendo de forma obligatoria que todas las alumnas usen pantalones. Un cambio así debieron dejarlo para el próximo año escolar, aunque notificándolo desde ahora para evitar inconvenientes como este.

Y ya para terminar, recordemos la enseñanza del apóstol Pedro sobre respetar las reglas de las instituciones:

Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey como a superior.

1 P 2:13 (RVR1960)

Compártelo:

This article has 3 Comments

  1. 1) ¿Y qué pasaría si las instituciones orderan usar ropa moralmente incorrecta? ¿Habría que “someterse” esas leyes internas? Pienso que No.
    – Hechos 5:29 – “Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.”
    – Gálatas 1:10 – “Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.”

    2) Para esta joven y para su congregación es moralmente incorrecto que una mujer use pantalones. Así que una mejor pregunta sería:
    ¿Qué es más importante? ¿Someterse a las leyes que dictan las instituciones humanas ó someterse a las normas y acuerdos que se dicten en mi congregación?
    – Gálatas 3:15 – “Hermanos, hablo en términos humanos: Un pacto, aunque sea de hombre, una vez ratificado, nadie lo invalida, ni le añade.”
    Deuteronomio 22:5 – “No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace.”

    3) ¿Sería correcto delante de Dios agradar a los hombres impíos y someterse a sus lineamientos, a sabiendas que el hacer aquello, sería tropiezo para algunos de mis hermanos que también son miembros del cuerpo de Criso? Pienso que ese es un pecado más grave.
    – 1ª Corintios 8:9-12 – “Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles… Y por el conocimiento tuyo, se perderá el hermano débil por quien Cristo murió. De esta manera, pues, pecando contra los hermanos e hiriendo su débil conciencia, contra Cristo pecáis.”

    1. Lo más sano en éste caso, estimado Jonathan, es el que se cambie de institución… Porque aunque no debemos someternos a los hombres (llámese autoridades) cuando las órdenes o reglas impuestas son contrarias a las de las Escrituras (lo que Dios ya ha dicho, mandado o prohibido); no debemos, en defensa de nuestra “libertad”, ser tropiezo para que otros piensen que nosotros somos irreverentes, rebeldes o que nos escudamos en nuestra “religión” para hacer lo que nos da la gana o exigir nuestros derechos según nuestras perspectivas -ya que nosotros nos guiamos bajo la cosmovisión cristiana, que es lo mismo que la cosmovisión bibliocéntrica, cristocéntrica y teocéntrica- (ya que ellos lo ven así -como que hacemos lo qu enos da la gana-; y en cuyo caso los homosexuales y tantos más -desviados y corruptos- podrían reclamar la misma “libertad de expresión” conforme a su manera de pensar y ver la vida; llegando de esta manera a una anarquía)… no creo que nosotros querramos ser los que con nuestras actitudes demos herramientas para que los que no temen al Señor blasfemen contra le Señor o ellos promuevan y exijan (en pro de la “libertad”) vivir “legalmente” vidas contrarias a Dios y su Palabra.
      …en las cuestiones principales (el Evangelio, la Escritura, Dios y Cristo, la adoración bíblica) es necesario ser firmes e inamovibles; pero en las cuestiones secundarias, debemos aprender a ceder nuestros “derechos”, a limitar “nuestra libertad”; por amor a Cristo y a la causa de Cristo (el reino de los cielos)… repito: con ésto no quiero decir que la niña tenga que sí o sí ponerse pantalones; sino que si hay otra solución, que la tome (en éste caso es lo hacer lo que hizo; conseguir un amparo para seguir yendo a la escuela con su falda de siempre, pero luego se cambie de institución donde no se quebrante su conciencia débil y que a su vez no pueda sufrir la persecución de aquellos que la ven “rara” por no seguir esa regla tonta de ir con pantalones a la escuela).
      Quizá no haya escrito lo necesario, les pido me perdonen, pero a pesar de ésto espero sea comprensible y nos lleve a honrar a Cristo (su Palabra y su causa) .
      En el amor del Señor… bendiciones.

    2. Amigo Jonathan la escuela nunca va a imponer un uniforme moralmente incorrectos y si los que dicen que la Biblia dice que no se puede usar pantalones están mal, la Biblia dice que la mujer no se ponga lo de hombre , un pantalón no es solo para los hombres hay pantalones que un hombre no se lo puede poner porque son para mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *