Quien mató a Jesús

Publicidad

Ya les había dado mis impresiones sobre el primer capítulo de Quién mató a Jesús. No les hablé del segundo capítulo porque desafortunadamente no lo pude ver completo. Pero hoy les traemos las impresiones de un teólogo que la ha visto y ha expresado su parecer sobre esta miniserie.

Roger Casco Herrera, Maestro Bíblico de Ministerios, ha catalogado el “documental” de NatGeo como pésimo. Jesús es interpretado por Haaz Sleiman un libanés educado como musulmán, que es un agnóstico confeso que no cree en Dios, por lo que:

Es una actuación que no convence para nada, interpretación hueca, carente de sentimiento, no trasmite confianza ni fortaleza e intensidad; no alcanza los talones siquiera de los más recientes actores que desempeñaron el mismo papel, como Jim Caviezel- Pasión de Cristo- o Diogo Morgado -Hijo de Dios-

Herrera dice que no puede creer que

Publicidad

Sigan creando estas vulgaridades, como las de Noé y Exodus: Dioses y Reyes. Los cristianos no queremos documentales y/o películas fuera del contexto bíblico. Y, si se sale, lo que deseamos no es un drama sino una explicación imparcial y justa. Aunque deseamos por fin una película que guarde a plenitud -o en lo que sea posible- el contexto bíblico de los textos

En el episodio de la miniserie, vi a un Jesús orando por un niño demonizado, que al parecer no sabía qué hacer. Un Jesús frío, carente de carísma, autoridad divina y plagado de dudas, fue lo que pudo percibirse. Lejos está siquiera de transmitir el realismo y la fluidez bíblico-histórica que consiguió Mel Gibson en “La Pasión de Cristo” o la energía y apego a la historia que lograron Roma Downey y su esposo Mark Burnett en “Hijo de Dios”

Como ya habíamos dicho la primera vez que les hablamos de Quién mató a Jesús, la finalidad de esta mini serie fue humanizarlo a él y su historia, presentarlo como un hombre más. Esta miniserie se une a la lista de los “documentos” ateos, antibíblicos y anticristianos a los que NatGeo ya nos tiene acostumbrados, y que no son otra cosa que meros intentos por desdivinizar a Jesucristo y minar la autoridad y veracidad de las Sagradas Escrituras.

Compártelo:

This article has 2 Comments

  1. Rom 1:20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

    21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.

    22 Profesando ser sabios, se hicieron necios,

    23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *