paul washer
Esta mujer hizo su vida fuera de Rio de Janeiro. Ella era muy pobre, en una casa de piso de tierra, y su miedo más grande era ese: Ella tenía una linda, linda hija y ella sabía que un día su hija dejaría su casa y se iría al Rio de Janeiro para intentar hacer una vida mejor, y ella sabía qué le pasaría a su hija si ella se fuese allá.

Publicidad

Un día la mujer llegó en casa, y su hija se había ido. Había una nota en la mesa que decía “me fui a Rio para encontrar una vida.” La madre sabía lo que pasaría.Ella tomó todo el dinero que tenía, se compró un pasaje de ómnibus a Rio de Janeiro, y entonces ella se fue para una pequeña tienda de fotos, un estudio fotográfico. Y ella gastó una gran cantidad de dinero – la madre lo hizo solo quitando fotos de sí misma luego la madre se fue a Rio de Janeiro y pasó meses allá. Ella buscó por cada hotel, cada restaurant, cada cine, todas las discotecas, por todos lados ella le buscó, y a cada lugar que se fue ella dejó una foto con su rostro. Finalmente ella se quedó sin dinero y regresó a su casa.

Publicidad

Una noche su hija se estaba bajando de las escaleras de un hotel, y ella estaba con un hombre. Ella se había convertido en prostituta. Ella aparentaba haber envejecido 15 años, ella se estaba bajando de las escaleras, y sintió que iba a morirse, pero ella se miró en el espejo, y vio cuán de edad parecía, y entonces algo atrapó a sus ojos. ¡Ella vio una foto de su madre!Ella agarró la foto. ¡Ella no podría creerlo! ella le dio la vuelta, y atrás de la foto leyó esto: “no me importa en qué te convertiste, y no me importa qué hiciste.

Por favor, ¡vuelve a casa!” Yo sé todo sobre la soberanía de Dios, pero al mismo tiempo cuando miro al Nuevo Testamento, esto es lo que escucho a Dios diciéndome: “No me importa en qué te convertiste, y no me importa qué hiciste. Mi hijo pagó todo el precio en la cruz. Ahora, ¡Vuelve a casa!” Algunos de ustedes, jóvenes, que están acá, van a arruinar sus vidas. Algunos de ustedes, adultos, cargan cicatrices que nunca serán borradas a causa del pecado en tu vida. Y algunos de ustedes, la única cosa que han visto en el Cristianismo es una religión muerta.


Pero, yo sirvo a un Dios vivo, que nos ha enviado un Salvador vivo, y Él llama a todos los hombres para que se vuelvan de sus pecados y se vuelvan hacia Él. Y aquellos que se vuelven a Él, Él no echará fuera a los que creen en Cristo. Él es ese Salvador, ¡Él es poderoso para salvar! No dejes que nadie se pare entre ti y ven a conocerle.Una de las cosas más triste que siempre tengo que hacer es predicar, predicar sobre el amor de Dios. Es tan triste, porque no importa cuán duro lo intentes predicar no puedes describir el amor de Dios para hombres pecadores. ¡Dios es amor! y Él nos providenció un Salvador. Y si no te vuelves a Él, la culpa será tuya.Gracias, muy amable.

Compártelo:

This article has 3 Comments

  1. El ser humano, en su soberbia y necedad, “piensa que tiene derecho” de modificar el Plan Perfecto de Dios, por simple perversión, lascivia y rebeldía.
    A pesar de esta degeneración creciente, aún hay resistencia en personas que pueden impedir la catástrofe espiritual y moral en el Perú… a pesar de lo “influyente” que puedan ser ciertas celebridades pervertidas que aparentan bondad…

    1. Brother a la soberanía de Dios ha determinado que la maldad en los últimos tiempos iba a aumentar, y no se sitúa en ciertos países, lo que deja ver que es en todo el mundo pero hay ese pueblo adquirido por Dios que escucha su voz y no se vi,vera a atrás y mientras este mundos (cualquier país) y no me extrañaría que fuera de igual forma Perú, se pervierten más y más, ese pueblo anhela ser como su Señor Santo Santo Santo, un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *